N / GETTY

A Zoë Kravitz no le gustan sus manos

Y la moda tiene la culpa.

CUORE.ES -

Aunque la actriz Zoë Kravitz ha protagonizado ya numerosas portadas, la última que ha realizado para la famosa revista Harper's Bazaar ha sido una de las más especiales para ella ya que todo el reportaje fotográfico se ha realizado sin ningún tipo de retoque digital.

En un principio muchos podrían pensar que, en vista de la evidente belleza que la joven ha heredado de sus padres Lisa Bonet y Lenny Kravitz, no le intimidaría lo más mínimo ponerse ante las cámaras sabiendo que no contaría con una herramienta como el photoshop para garantiza que luciera el mejor aspecto posible.

Sin embargo, ella ha reconocido que ese no fue precisamente el caso: "Cuando me lo propusieron me asusté un poco. Lo que más miedo me dio es que me diera miedo. El hecho de que así fuera me puso triste".

Zoë tampoco escapa a la tiranía de la imagen que afecta en especial a la generación que ha crecido con las redes sociales, a la que ella misma pertenece, pero en su caso la presión va más allá debido a su profesión. En lugar de reforzar su confianza, los muchos posados que ha hecho para revistas y campañas de moda han acabado por conseguir que se plantee si ciertas partes de su anatomía, que en el pasado consideraba totalmente normales, son un defecto a ocultar.

"La verdad es que no he tenido experiencias demasiado dramáticas. Sí que es cierto que en una ocasión posé para la portada de una revista y cuando la publicaron me di cuenta de que mis ojos eran de un color precioso, entre verde y avellana, lo cual era maravilloso de no ser porque no eran los míos. Son esas pequeñas cosas", explica la actriz de la serie 'Big Little Lies' en la conversación que ha mantenido con su compañera de reparto Reese Witherspoon para la publicación. "Me he dado cuenta de que me han alterado las manos en el pasado y eso es algo que consigue que te preguntes: ¿Qué hay de malo con mis manos? O con mis ojos, ya puestos. Ahora siempre llevo guantes, incluso cuando hace calor, porque me siento muy insegura acerca de mis manos".