PALACE LEE / GTRES

Los pendientes de diamantes, a Zendaya, la estresan

Pues, que los regale.

CUORE.ES -

Aunque Zendaya lleva apareciendo en distintas alfombras rojas desde que tenía 14 años, fue la gira promocional de la película 'Spiderman: Homecoming' la que la consolidó como uno de los nuevos iconos de moda de la industria del cine gracias al trabajo de su amigo y estilista Law Roach, que también ha contribuido a renovar la imagen de celebridades como Céline Dion.

Ambas artistas han conseguido utilizar la Alta Costura desde un enfoque más juvenil y en ocasiones gamberro, pero en el caso de la antigua estrella Disney eso implica llevarse algún que otro susto cuando descubre el precio de las prendas y los accesorios que utiliza.

"Recuerdo que fui a un estreno y me había puesto unos pendientes preciosos, muy grandes. Para ser totalmente sincera, en un principio pensé que eran falsos. Al día siguiente había un montón de artículos con titulares del estilo: 'Zendaya se pone unos pendientes valorados en varios millones de dólares'", desvela durante su episodio del popular formato '73 Question With' que realiza la revista Vogue.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Zendaya (@zendaya) el

La joven se quedó de piedra cuando leyó esas noticias y en un principio llegó a plantearse que pudiera tratarse de un error, pero se dio cuenta muy pronto de que no era el caso: "Acabé preguntándole: 'Law, ¿no me pondrías unos pendientes de un millón de dólares anoche, ¿verdad?'. Y él me dijo tan tranquilo que probablemente sí que había sido el caso".

Por si era necesario aclararlo, Zendaya ha insistido en que las joyas no le pertenecían y que tampoco pudo quedárselas después del evento. En realidad, la celebridad ni siquiera disfruta luciendo diamantes millonarios debido a la tensión que le genera presentarse en público con una pequeña fortuna alrededor del cuello o de cualquier otra parte de su anatomía.

"Los tuve que devolver, sí. Y probablemente nunca más volveré a encontrarme en una situación similar porque implica demasiado estrés", concluye para zanjar el tema.