mtmad

Redoble de tambores: Yoli y Jonathan ('GH') han tomado una decisión

¡OMG!

Por el bien de su hija, Valeria... y parece definitiva. ¿Cómo han llegado hasta aquí?

MAITE TORRENTE | CUORE.ES -

Con esta pareja vivimos en el día de la marmota. Que lo dejan, que vuelven, que lloran, que van al terapeuta, que se aman, que se odian... ¡Es un argumento digno de la mejor telenovela y podemos verlo en su canal de MtmadJonathan dista un pelín de parecerse a Can Yaman, la verdad, pero Yoli, ¡ella sí que sabe protagonizar un melodrama en vídeo cual Jeanette Rodríguez en 'Cristal' (si no os suena de nada, recomendamos buscar en Youtube porque es oro puro).

A lo que vamos, la pareja, que intentaba enmendar lo suyo por el bien de la hija que tienen en común, han tomado LA DECISIÓN definitiva. Pese a intentarlo, no consiguen que lo suyo tire para adelante. Su terapeuta se lo ha dejado así de claro a través de un vídeo que les recomendó ver juntos. "Dos personas están juntas porque se quieren, se ayudan y se protegen. Y vosotros habéis empezado a destruir todas las cosas que construisteis juntos. Os queda Valeria... ". 

Y como era de esperar, Yoli no ha parado de llorar viendo imágenes de su relación y de la pequeña. Hubiera sido mejor que no se hubiera dado máscara de pestañas esa mañana, porque la pobre ha acabado como un osito panda. Se mascaba la tragedia... Viendo lo visto, Jonathan ha tenido claro que lo mejor era tomar caminos separados, siguiendo el consejo de la profesional que los atiende. "Cerrar una etapa para poder empezar otra nueva, por separado, sin hacernos daño. Hay que saber dejar marchar a las personas", les ha dicho. 

Las reaciones han sido dispares, el valenciano lo ha tenido claro, hay se que decirse adiós definitivamente por el bien de la niña, antes que la la relación se deteriore aún más. Su ya exnovia nos da la sensación de que no tuvo más remedio que conformarse y aceptar la ruptura. Momentazo máximo esa despedida, cuando él sale de la casa, se mete en el ascensor y le dice "te quiero" mientras se cierra la puerta. Yoli, que es toda una dramaqueen, llora sin parar mientras dice: "No me quieres, mentiroso".