GTRES

Denunciando acosadores: Violeta Mangriñán pasa la mañana en comisaría

Ella va muy en serio.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Por desgracia el tema del acoso en redes es una realidad cada vez más presente en nuestras vidas y las 'influencers' son las que más lo sufren en su día a día debido a su exposición mediática y a la gran cantidad de seguidores que tienen. Hoy ,Violeta Mangriñán (26) se ha decidido a poner fin a esta situación y ha pasado la mañana en comisaría denunciando a varios de sus 'stalkers'.

Por supuesto, ella lo ha querido compartir todo a través de sus stories para que la gente que esté en su misma situación sepa cómo tiene que proceder y ya de paso para ir avisando a todos los que le han acosado de manera reiterada en los últimos meses para que sepan que está tomando medidas legales contra ellos. La valenciana siempre habla abiertamente de todos los problemas que tiene, como la enfermedad que padece y de la que ha hablado también en su Instagram, por lo que en esta ocasión no iba a ser menos.

Violeta Mangriñán denuncia a sus acosadores | @violeta_mangrinyan / INSTAGRAM

"Os aconsejo a todas las personas que como yo estén siendo víctimas de acoso, 'stalking', bullying y demás que antes de ir a un juzgado de guardia con la denuncia lo ideal es que vayáis a la policía nacional porque siempre es más fácil a la hora de saber quiénes son las personas que están detrás de esos perfiles", ha empezado a relatar Violeta. "Yo he perdido dos horas de mi vida esta mañana, que podía haver invertido en otra cosa más productiva, en hacer esto pero estoy tranquila porque sé que esas personas que han intentado hacerme daño lo van a pagar", continuaba.

Sin embargo, ha querido hacer distinciones y explicar bien en qué casos se puede denunciar y en cuáles no: "Comentarios como fea cornuda o algo así no, pero cuando son cuentas que suben contenido tuyo para injuriarte o acosarte entonces sí es cuando hay que denunciar, cuando lo hacen de forma reiterada".

Seguiremos muy atentas a esta historia para ver si consigue que todas las personas que la acosan a diario paguen por ello.