violeta_mangrinyan / INSTAGRAM

Violeta Mangriñán no deja a Fabio ducharse solito

Caliente, caliente eo, caliente, caliente oa

Mientras el italiano disfruta de una ducha bien calentita, Violeta supervisa que no haya ningún accidente en el baño. 

ALBA ARMIDA | CUORE.ES -

Estamos arrancando el año y los termómetros están por los suelos. Guantes, gorros, bufandas, bolsas de agua caliente, calefactores... Nada es suficiente para calentarnos. Pero eso solo nos pasa a nosotras porque Violeta Mangriñán anda bien calentita gracias al espectáculo que le ofrece su chico, Fabio Colloricchio en la ducha y que, según parece, le hace sudar la gota gorda. 

Violeta está encantadísima con su novio y no tiene problemas en asaltarle en plena ducha para marcarse un stories que demuestra que con semejante maromo al lado ella no pasa frío. Eso sí, lo sentimos pero las partes íntimas de su chico se las queda solo para su deleite, mientras que su 1.2 millones de seguidores se tienen que conformar con en emoji de lo más pillín en cierta zona de la anatomía del italianini. ¡Oh, qué pena!

Violeta se ha colado en el baño mientras Fabio se ducha. | violeta_mangrinyan / INSTAGRAM

Ya sabemos que a Violeta le va el mambo (por llamarlo así de forma graciosa) y ya desveló hace tiempo en su canal de MTMad que ella es una persona muy sexual que necesita un orgasmo al día para estar feliz y contenta. "A mí me gusta mucho darme amor a mí misma. Ahora menos porque tengo novio en una relación estable. Soy una chica muy sexual y necesito tener, al menos, un orgasmo diario. Evidentemente hay días en los que, por motivos varios, no se puede, pero ese día lo noto", dijo en un video en el que, además, confesaba otros secretos inconfesables.

Ahora, desde que está con Fabio la vemos más feliz, sonriente y contenta que nunca y ya nos estamos imaginando el por qué de tan buen humor, ¿no? Y no nos llaméis malpensadas, ejem. Pero nada, a estos dos les deseamos feliz año nuevo y esperamos que los Reyes Magos les hayan traído para este nuevo año muchos muchos orgasmos. ¡A disfrutar!