violeta_mangrinyan / INSTAGRAM

Calma, la cara ensangrentada de Violeta Mangriñán tiene un (buen) motivo

Verás qué cuadrito.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

"Me voy a quitar unos agujeritos que tengo del acné y de un piercing", anunciaba Violeta Mangriñán (26) hace unas semanas en su canal de Mtmad. Dicho y hecho. La valenciana acaba de compartir un vídeo en el que nos enseña a todos cómo ha ido la pequeña intervención a la que se ha sometido. Y ojo porque hay sangre.

"Llevo 11 años maldiciendo ese momento (...), cada vez que me veo el agujero, que es todos los días, porque lo tengo en la cara", confiesa la ex superviviente mirando a cámara. El vídeo lo grabó antes de irse a la clínica y se la veía muy animada. Violeta iba a ponerle fin a una mini agonía estética que por lo visto llevaba más de una década torturándola en lo más profundo de su ser. Dramas del primer mundo, dirán algunos. Pues mira, sí. Pero drama, qué le vamos a hacer.

La novia de Fabio Colloricchio recuerda el día en el que se lo hizo: "Esta estupidez se puso de moda y yo fui una de tantas estúpidas que se lo puso en la cara", confiesa refiriéndose al piercing que tuvo en la zona superior de la boca, por debajo de la nariz, en el lado derecho.

Mtmad

"Fue una cag*** que cometí con 15 años y sin el consentimiento de mis padres (...), me arrepiento", concluye. Tanto lo lamenta que ha decidido quitárselo. 

Y si al principio todo parecía bien en la cara de Violeta, fue llegar a casa y ponerse a desayunar para que la sutura se abriese un poco (algo normal, según la de 'MYHYV'). "No me ha dolido, han sido 15 minutos. Estoy feliz porque no sabíais las ganas que tenía de quitarme este agujero del infierno", prosigue Violeta unos instantes antes de mostrarnos lo que le pasó. ¡Sangre en la cara!

Parece que la pérdida entra dentro de la normalidad, en lo que se espera en estos casos. Lo importante es que la pequeña cirugía ha salido bien y que Violeta por fin va a poder mirarse en el espejo sin esa sensación desagradable de ver algo de lo que se arrepiente.