SplashNews.com / GTRES

Victoria Beckham está arrepentida

Adiós a las ayudas del gobierno.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Recordarás que te contamos sobre el chaparrón de críticas que le estaban lloviendo a Victoria Beckham (46) después de acogerse al programa de emergencia de ayudas que el gobierno británico lanzó para las empresas, ante la pandemia de coronavirus, ¿verdad? Pues se ha arrepentido.

via GIPHY

Después de los ataques que recibió, estaba muy alterada porque su empresa y la gente que trabaja con ella son muy importantes y de ninguna manera quisiera afectarlos (ni a su imagen). Ha sido la propia Vicky la que hizo unas declaraciones para el periódico 'The Guardian': "Al principio, los accionistas llegaron a un acuerdo con la dirección para suspender a una pequeña proporción del personal. En ese momento no sabíamos cuánto iba a durar el confinamiento o qué impacto iba a tener en el negocio".

Desde 'The Sun', contactaron con una fuente cercana a la señora Beckham y aseguró que está "devastada", especialmente porque la decisión nunca fue suya, sino del equipo de consejeros que tiene en su empresa, quienes la convencieron de que "era lo correcto". Vamos, lo que viene siendo un "echado balones fuera" de toda la vida.

Finalmente ha insistido en que su intención en todo momento es proteger a sus empleados, pero han considerado pedir ayuda de los inversores para "manejar esta crisis" en lugar de acudir al gobierno. ¿Habrán influido la cantidad de comentarios negativos que recibió?... nos da que sí.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Family bike ride on my birthday x #Veebok

Una publicación compartida por Victoria Beckham (@victoriabeckham) el

Todo se complicó cuando se supo que el príncipe de Inglaterra pagó de su bolsillo a los 200 empleados de su fundación que fueron suspendidos de manera momentánea. Y claro, ella solo tiene 30 y dinero de sobra para pagarles durante un par de mesecitos, pensaron los británicos.

La mujer no gana para disgustos, con lo mal que encaja ella las críticas. A ver si con este arrepentimiento vuelve a recuperar la popularidad que tan feliz la hace.