ursulolita / INSTAGRAM

Vacaciones 'jroña que jroña': Úrsula Corberó, Chino Darín y la cama de su hotel

Les ha faltado el yogur, porque Miconos ya lo tienen.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Los planes de boda de Úrsula Corberó (29) y Chino Darín están por ver todavía, pero que estén viviendo una luna de miel adelantada no lo puede negar nadie.

El verano está siendo calentito, y no solo por el calor que nos provoca Miguel Ángel Silvestre o las fotos 'sepsis' de Kim Kardashian por el 4 de julio... Cuando llega el calor las celebs se enamoran, y ya no solo eso, sino que van derrochando amor allá donde veranean: Kourtney con Younes en Italia, Ana Fernández con Adrián (Marlon) en Ibiza, y hasta los reconciliados Khloé y Tristan Thompson están viviendo una noche de bodas (pero sin boda) tras otra, en sus diferentes escapadas románticas.

Ahora le ha llegado el turno a nuestra Ursulolita, la nueva reina de Instagram, quien se ha pirado con su churri hasta las islas griegas, y en Miconos les hemos pillado de chuleo con las manos en la masa. Bueno, en la masa del todo no; pero casi, porque la foto que ha compartido Úrsula Corberó la ha hecho ella ("la foto es mía, of course", ha aclarado en el post) y, por tanto, las manos las tendría en el móvil.

"Que me enamoro eh?!", ha escrito Úrsula junto a la foto, donde vemos a Chino Darín desnudo (sin camiseta, al menos) y metido entre las sábanas de su habitación de hotel. Vamos, que ni están perdiendo el tiempo, ni creemos que le hayan dado mucho uso a la tele de la habitación, fíjate:

Fiu, fiu.

A ver, Úrsula, un poquito de envidia nos estás dando, a nosotros y a tus 'followers', aunque es cierto que ya lleva más de 300 mil 'likes' (y subiendo).

Chino Darín, por su parte, ha sido menos explícito y solo ha compartido una foto disfrutando de los manjares que están comiendo en Miconos (los de verdad, no la dieta del cucurucho). Lo cierto es que no nos da menos envidia...

 

Tranqui... 120. 🤤🙌🏽❤️ @kenshomykonos ph: @ursulolita

Una publicación compartida de Chino Darín (@chinodarin) el

Envidia sana, claro está.

Ay, si nosotros pudiéramos estar con nuestro churri en una isla griega, seguro (segurísimo) que ni nos parábamos a enseñarte lo que andábamos haciendo... 

Pero bueno, nos encanta que Úrsula nos lo cuente, así que, ¡feliz escapada, chicos!