USG / GTRES

Torito ha vuelto para desnudar (literal) a Suso Álvarez

Y este recuerda lo que le hizo llorar.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Torito ha vuelto con muchísima fuerza a la televisión (después de confesar que sufre una fuerte y letal enfermedad). Y lo ha hecho con un reportaje, mini documental o biopic, como prefieras llamarlo, sobre la vida de Suso Álvarez (que se ha hecho un retoquito a lo Kardashian).

Pero eso no es todo, ambos se han metido tanto en el papel que el de 'Gran Hermano 16' ha acabado desnudándose tanto literalmente (se ha quedado en bolas delante de las cámaras) como en sentido figurado: ha recordado aquello que le hizo llorar en el pasado (no, no habla de Aurah Ruiz).

A ver, que no es raro que a Suso le dé por quitarse la ropa. Aquellos que lo siguen en las redes sociales saben que es algo a lo que está acostumbrado (véase la publicación que aparece a continuación de su perfil personal de Instagram para tener pruebas), pero lo ha hecho con tal naturalidad mientras se duchaba que ha levantado pasiones en el plató de 'Viva la vida'.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Suso Álvarez Perera (@oficialsusogh16) el

 

A ver, te contamos cómo ha sucedido todo. El reportero del programa 'Viva la vida' se ha plantado en casa de Suso Álvarez para pasar 24 horas con él y descubrir qué esconde tras esa fachada de tipo duro. Durante este tiempo que las cámaras han grabado al de 'GH' ambos han hablado de todo. Poco a poco la confianza ha ido haciendo camino y Torito ha conseguido sonsacarle a Suso las cosillas del pasado que le han sacado las lágrimas.

Pese a que todo lo que muestran las cámaras de 'Viva la vida' es alegría, felicidad, lujo y excesos en la vida del protagonista de esta entrevista, la realidad es que no siempre le ha ido tan bien como ahora. De pequeño jamás hubiese podido imaginar que las cosas le iban a ir tan bien, puesto que su padre: "Se puso malito y poco a poco se fue yendo. Nos dio tiempo a despedirnos, pero fue algo trágico", ha explicado.

Él y su familia llegaban muy justitos a fin de mes, su hermana Yara tuvo un accidente y parecía que no había luz al final del túnel: "Yo recuerdo que se me rompían las bambas y me las pegaba con cola", porque su madre trabajaba mucho y aún así su situación era dura: "He llorado mucho, pero solo", ha aclarado Suso ante las cámaras.

Pero mira por donde ahora es un colaborador fijo y exitoso en la televisión.

Aunque antes de desnudar su alma también ha desnudado su cuerpo. Porque claro, después de hacer gimnasia hay que darse una ducha. Y Torito ha conseguido meterse en el cuarto de baño mientras su entrevistado se sacaba brillo. Con las cámaras y todo, pero no se ha enseñado nada más de la cuenta, el melocotón ha sido lo más lejos que ha llegado a ver la audiencia.

Suso Álvarez es el claro ejemplo de que las cosas pueden ir muy mal en un momento dado, pero si no te pones límites todo puede mejorar en un futuro. Nos alegramos por él, pasado pisado.