Tom Cruise y Katie Holmes: oficialmente divorciados

Ya es un hecho, Tom Cruise y Katie Holmes han disuelto oficialmente su matrimonio. Así lo ha dictaminado un juez de Nueva York al firmar este martes los documentos judiciales de divorcio presentados por ambas partes.

Hace apenas un mes y medio desde que Katie dio la sorpresa y aseguró que las diferencias entre ambos eran irreconciliables queriendo finalizar con los seis años de matrimonio con Tom. Desde un principio manifestó que pediría la custodia única y exclusiva de la pequeña Suri y así ha sido.

Ya es sabido, que uno de los motivos fundamentales de su divorcio ha sido la creencia de Tom en la Cienciología. La gota que colmó el vaso ante los ojos de Katie, fue ver cómo su pequeña Suri iba siendo introducida poco a poco en las creencias de su padre.

Los dos actores han mostrado reiteradamente su voluntad de mantener una buena relación basada en su pequeña de seis años. Ambos declararon que: "Queremos mantenernos ajenos de los asuntos que afectan a nuestra familia privada y expresamos nuestro compromiso de respetarnos cada una de nuestras respectivas creencias y apoyarnos mutuamente en nuestros roles como padres".

Aunque no sabemos exactamente cómo han quedado las cuentas entre los dos, sabemos algunas cosillas. Según los términos del acuerdo prenupcial, por cada año de matrimonio Katie ha recibido tres millones de dólares, además de una cantidad sustancial de la propiedad que tienen en común. Katie también tiene derecho a tener un hogar para ella y su hija, de esta forma calculamos que las cifras ascienden a más de 15 millones de dólares.

Ahora toca empezar una nueva vida...