TWITTER / TWITTER

Tom Brusse ('LIDLT2') no sabe ni para quién vendimia: primero con Sandra y luego lo intenta con Melyssa

A ver si nos aclaramos un poquito.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Pensábamos que después de la hoguera de confrontación el poquito amor que hubiera ya entre Tom y Melyssa ('La isla de las tentaciones 2') se había roto del todo dando por finalizada la relación. Al menos la extronista de 'Myhyv' lo dejó muy claro peeeeero... Hay rumores que dicen que entre estos dos hubo algo más que palabras en el hotel después de la grabación del programa, sí, hablamos de un 'edredoning'.

Poco a poco este rumor va cogiendo fuerza ya que las piezas del puzzle empiezan a encajar después de ver los vídeos que nos tenían preparados para el debate de las tentaciones.

Resulta que Tom pidió ver a Sandra, que también decidió abandonar República Dominicana, y le vendió un poco la moto diciéndola que sentía cosas por ella, que se iban a conocer fuera... Blablabla.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tom y Sandra pudieron reencontrarse y reconciliarse horas después de que abandonaran el programa

Una publicación compartida de SV2020 - LIDLT - GHDUO - GHVIP (@tv.realitys) el

La cosa entre ellos dos se arregló y ahí quedó pero... ¿Qué hizo Tom? Pues pedir un encuentro con Melyssa para hablar con ella. Que oye, no está mal querer charlar y solucionar las cosas pero parece que las intenciones del marroquí eran otras muy diferentes.

"La verdad es que no quiero perderte, quiero seguir hablándote... Hemos sentidos cosas muy fuertes [...] Somos humanos, cometemos errores. No puedo volver contigo por todo lo que paso pero no quiero perderte", empezaba diciendo él a lo que ella le respondía "No quiero Tom, ni ahora ni en un futuro".

Melyssa se mantenía tajante en su decisión sin dejarse llevar por las palabras de Tom y cuando fueron a despedise le rechazó un abrazo. "No quiero abarazarte Tom. Pídele cariño a Sandra, yo ya no quiero dártelo", terminaba.

Y hasta ahí las imágenes que hemos podido ver pero claro, luego en el reencuentro sale a la luz que mantuvieron relaciones sexuales. ¡Madre mía! Qué jaelo tienen montado. Tom no sabe ni qué quiere.