John Stamos habla de su etapa más dura como padre

No fue nada fácil al principio.

CUORE.ES -

Al margen de la ilusión y la felicidad con la que el actor John Stamos afrontaba sus primeros días como padre tras el nacimiento, hace ya un año, de su pequeño Billy -fruto de su matrimonio con la guapa Caitlin McHugh-, lo cierto es que los dos enamorados atravesaron en esa época momentos de gran preocupación debido al nacimiento prematuro de su primer retoño, quien llegó al mundo seis semanas antes de lo previsto y, por tanto, su constitución física era todavía demasiado "frágil".

"No estaba 'horneado' del todo, si sabes a qué me refiero, así que estuvimos muy asustados en esos primeros tiempos. Era francamente pequeño, diminuto, y muy frágil... Cada vez que se dormía no podíamos evitar rezar para que volviera a despertarse. Teníamos que comprobar constantemente que estuviera respirando", ha confesado el inolvidable protagonista de la serie 'Padres forzosos' en conversación con la revista People.

Afortunadamente, Billy consiguió superar todos los contratiempos ligados a esa fase tan delicada de su crecimiento y eso permite ahora a su famoso progenitor bromear incluso sobre los días inmediatamente anteriores a su nacimiento, los cuales se vieron marcados por una 'falsa alarma' e incluso por la primera copa de vino que pudo tomarse Caitlin antes de completar el período de gestación.

"Todo empezó cuando Caitlin empezó con las contracciones... Fuimos al médico y este nos dijo: 'Todavía no estamos preparados, ¿por qué no os vais a casa y os tomáis una copa de vino para relajaros? Ella por lo general no bebe y, de hecho, no había probado ni gota en casi nueve meses... Así que se tomó una copita y se quedó dormida al instante, como si se hubiera emborrachado", ha revelado el intérprete en la misma entrevista.