Dimitrios Kambouris / GETTY

Las terribles palabras que Harvey Weinstein dijo sobre Jennifer Aniston

#MeToo.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

El caso de Harvey Weinstein parece un pozo sin fondo lleno de trapos sucios que poco a poco van saliendo a la luz y cuando pensamos que no hay nada más oscuro, aparece una nueva noticia que nos deja sin palabras.

Apenas acaba de salir la sentencia que lo condena a pasar 23 años en la cárcel de Riker's Island, por cargos de agresión sexual y violación en tercer grado, y ya se ha filtrado un nuevo testimonio que tiene que ver con Jennifer Aniston (51). Mientras tanto el que fuera uno de los mayores productores de Hollywood, sigue pidiendo que se le reduzca la pena debido a su delicado estado de salud.

En octubre de 2017 la revista National Enquirer se puso en contacto con una de las personas contratadas por el productor de Miramax para intentar paliar la cantidad de acusaciones que estaban saliendo, en el correo electrónico el periodista le dice: “El National Enquirer tiene la intención de publicar una historia informando que Jennifer Aniston fue agredida sexualmente por Harvey Weinstein”.

Por su parte, la actriz a través de su representante desmintió que esto hubiera ocurrido: “Las afirmaciones del National Enquirer son falsas. Jennifer no ha sido molestada o asaltada por Harvey”, declaró para la revista Variety. Pero para ese entonces Weinstein estaba totalmente desbordado con el movimiento #MeToo y se apresuró a contestar un correo en el que se dejó en evidencia. 

En un correo fechado el 31 de octubre de 2017, el propio Weinstein escribió: “Jen Aniston debería ser asesinada”... ¿lo puedes creer? Estos son los documentos que el jurado y la Corte Criminal de la Ciudad de Nueva York estuvieron evaluando durante el juicio y que demuestran el odio que sentía hacia Jen. Ella misma ha contado que jamás hubo ningún abuso y que lo único que intentó es obligarla a vestir un diseño de Marchesa, cuando su ahora exesposa, Georgina Chapman, apenas comenzaba en el mundo de la moda, pero que ella se negó en rotundo.