Agence / Bestimage USA / GTRES

El sorprendente tratamiento rehabilitador de Madonna

Para su recuperación física.

CUORE.ES -

La cantante Madonna (61) sigue inmersa en un exigente proceso de rehabilitación con el que reparar su maltrecha rodilla y, si todo sale bien, para volver cuanto antes a los escenarios tras la cancelación de tres conciertos en Boston, a lo que podría sumarse el aplazamiento de otros tantos espectáculos de su gira 'Madame X' si la reina del pop no se recupera a tiempo.

A fin de acelerar lo máximo posible su regreso a la carretera, la diva de 61 años se ha sometido a tediosos pero efectivos baños de hielo, imprescindibles a su juicio para solventar las "múltiples dolencias" paralelas a la citada lesión de rodilla y, como se desprende de una de sus últimas publicaciones de Instagram, también a un curioso tratamiento de auto-hemoterapia.

Para ello, la ambición rubia se ha puesto en las expertas manos del reputado osteópata Jean Michel Ete, quien se ha encargado junto a sus ayudantes de extraer parte de la sangre de la intérprete, enriquecerla con ozono y reintroducirla en el sistema para que Madonna pueda disfrutar inmediatamente de sus numerosas propiedades.

Lo más curioso de la grabación proporcionada por la propia artista a sus seguidores reside en la vertiente más espiritual de la sesión, concretamente la presencia de una mujer que emite un monótono y relajante sonido por medio de un cuenco tibetano, el cual facilita la "meditación" y los cantos terapéuticos que tanto necesita la diva.

"Enriquecer la sangre, vitaminas por gotero, cuencos tibetanos, canto y meditación... ¡Una se siente fenomenal cuando termina!", ha escrito la incombustible vocalista junto a la llamativa grabación, en la que también destaca la presencia a su lado de sus dos hijas pequeñas, Estere y Stella, así como la elegancia y sofisticación de su amplio cuarto de baño.