Chris Pizzello / GTRES

Sophie Turner sufrió problemas mentales tras el final de 'Juego de Tronos'

De cabeza a terapia.

CUORE.ES -

Sophie Turner ha dedicado nada menos que ocho años de su vida, un período marcado además por el sinfín de cambios que experimenta uno con el paso de la niñez a la vida adulta, a la tarea de encarnar a uno de los personajes clave de la exitosa serie 'Juego de tronos', Sansa Stark, por lo que resulta comprensible que la actriz británica haya atravesado una profunda "crisis de identidad" tras despedirse definitivamente de un papel que tanto ha definido su propia existencia a lo largo de casi una década.

"Hace seis o siete meses, justo cuando terminamos de rodar 'Juego de tronos', me sentí algo perdida y desorientada, algo que creo que le pasa a todo el mundo cuando una etapa de diez años termina así como de repente. Pasé por una especie de crisis de identidad al ser plenamente consciente de que jamás volvería a ser Sansa", ha explicado la artista en conversación con 'Entertainment Tonight' y justo antes de revelar que tuvo incluso que recurrir a la terapia.

Sansa Stark, en Invernalia. |

"No sé, me sentía como inferior y algo vacía tras decir adiós al personaje. Pero la verdad es que la terapia me resultó de gran ayuda y ahora siento que puedo pasar página y mirar hacia delante", ha comentado en plan más optimista.

Aunque hace nada Sophie admitía que su prometido, Joe Jonas, no le había perdonado todavía que le estropeara el final de la aclamada serie tras un brote de indiscreción por su parte, lo cierto es que el cantante de los Jonas Brothers debería sentirse afortunado al haber podido ser testigo al menos de lo que acontecía en el set de rodaje durante los preparativos de la séptima y octava temporadas.

"Joe estaba conmigo en el set durante buena parte de la jornada e incluso trató de convencerme para que lo incluyera en la serie. Por supuesto, tuvo que firmar un acuerdo de confidencialidad y cumplir con otros trámites, así que está todo bien", ha bromeado en la misma entrevista.