INSTAGRAM

Pezón con melón: Sofía Suescun y Kiko Jimenez calientan las aguas de las Maldivas

Esto está que arde.

ANA EGEA LÓPEZ | CUORE.ES -

Si lo que creéis es que habéis pasado calor estos meses de verano, es porque no habéis visto las fotos que se están marcando Sofía Suescun y Kiko Jiménez en su viaje a las Maldivas. Una garrafa de agua fría por aquí, y rapidito.

La pareja de enamorados (que bueno, tampoco les habrá dado mucho tiempo, pero oye, míralos), ya llevan varias escapadas juntos. Que si primero en Ibiza donde nos regalaron las primeras fotos oficiales juntos, que si los eventos por España a los que están acudiendo... Y ahora a las Malvidas. No te creas tú que se han ido aquí a Roquetas de Mar.

A esta pareja le encanta hacerse fotos para dar y regalar y posturear, pero lo que estamos a punto de ver marca un antes y un después en la historia de las redes sociales (modo exageración 'on'). Lo que queremos decir es que a Sofía y Kiko les ha dado por compartir 'stories' y fotografías de lo más intimas, muy muy muy íntimas. Ojo que esto viene fuerte.

INSTAGRAM

Compartiendo la crema corporal, qué ahorrativos.

Los 'influencers' parecen estar en una luna de miel, que si canciones de amor, que si "te quiero", que si "Solo tú me das paz en un mundo de guerra"... En definitiva, la prosa en esta relación la vamos a ver en cada publicación, y el roce también, eso nos está empezando a quedar claro. Eso del espacio personal es un concepto que nos les vale (y muy bien que hacen, la verdad). Para gustos, ya sabes, siempre quedarán los colores. 

La pareja se ha hospedado en 'Ayada Maldivas', quizás uno de los complejos más caros ya que se encuentra en una isla privada que cuenta con playas vírgenes y servicio personal 24 horas. Cada noche allí oscila entre los 1.500 y los 1.900 euros, (cuidado con el riesgo de infarto al leer estas cifras) y no es para menos: piscina y playa privada, una persona por y para ellos todo el día... Da envidieja (de la buena), pero qué le vamos a hacer. En Roquetas de Mar tampoco se está mal. Y en Torremolinos mucho menos. Vamos, que hasta en un pantano de la vida nos apañamos (y con esto también nos valen los chapuzones en la piscina municipal del barrio).

Lo importante es que Sofía y Kiko están felices y disfrutando de lo lindo. Además, parece que todo lo ocurrido con la detención de Kiko en Marbella, días atrás,  les importa un pimiento. Han salido a la luz documentos nuevos donde se le acusa a él de haber atacado al policía. El atestado recogido por las autoridades defiende que Suescun "se revolvió" cuando fueron a cogerla del brazo, momento en el que Jiménez habrá golpeado con el codo el rostro del agente". Algo que habría propiciado la caída del policía al suelo, y de ahí, su llegada al hospital. La baja de dos días y el parte médico sobre los daños causados en la espalda y la pierna no mienten. Se ha liado pardísima.

Mientras tanto, el abogado de la pareja ha confirmado a Telecinco que ninguno de los dos va a negar todo lo que el atestado contiene. O sea, que sí ha ocurrido tal cual como se relata en dicho papelito. Lo único que quieren dejar claro es que por su parte no hubo ningún tipo de agresión y que la que hubo fue en defensa propia. ¡Como en las pelis!

Kiko, camino al calabozo.