INSTAGRAM

Sofía Suescun presenta: "Érase una vez un 'belfie' en bicicleta"

Hot, hot, hot.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

El viaje de ensueño que se han marcado Sofía Suescun y Kiko Jiménez nos ha servido para darnos cuenta de que esta pareja es incombustible en lo que a fotografías sexys se refiere. Ya sea juntos o por separado, los tortolitos dejan bien claro en sus redes sociales que lo de presumir de cuerpazos es lo suyo. No nos extraña, más que nada porque su segunda casa es el gimnasio. Bien por ellos, claro está. 

La pareja más 'en forma' del panorama nacional se ha dejado retratar una y otra vez en Maldivas, donde han disfrutado de unas vacaciones que les han debido salir por un ojo de la cara. Aunque claro, lo mismo están patrocinadas y por eso han estado actualizando sus cuentas de Instagram cada dos por tres (seis). 

Que si cuanto te quiero, que si que bien lo pasamos, que si ahora me pongo a dormir en una hamaca encima del océano, que si ahora nos damos un paseíto en bicicleta. Y claro, ya que estás en Maldivas pues no te vas a poner un chándal para hacerlo. No. Te pones el bañador o bikini más bonito y presumes de trasero. Lo típico. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Gracias por hacer de un viaje un sueño, TE QUIERO ❤️ @kikookiko

Una publicación compartida de SOFIA💫 (@sofia_suescun) el

Y ahí están ellos. Cabalgando a lomos de sus bicicletas y queriéndose mucho. Aunque algunos de sus seguidores siguen creyendo que su amor es un montaje, lo cierto es que parece que su relación va viento en popa a toda vela. Pero si este 'belfie' de Sofía ya nos ha dejado con la boca abierta, esperad a ver el siguiente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Circulando bajo los efectos del amor 🤣🤣

Una publicación compartida de SOFIA💫 (@sofia_suescun) el

"Circulando bajo los efectos del amor", ha escrito Sofía junto a una imagen que bien podría figurar en cualquiera de las cuentas de Instagram de las hermanas Kardashian. En fin, amigos, los hay con suerte. Aunque algún día tendrán que volver de Maldivas y ponerse una chaquetita que ya empieza a refrescar. Lo sentimos.