GH VIP 7 / INSTAGRAM

Sofía Suescun habla de bebés con Kiko Jiménez en 'GH VIP 7'

Lo importante que es la protección...

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Kiko Jiménez, la pareja de Sofía Suescun (23), se está agobiando en 'GH VIP' 7. Los concursantes sólo llevan unos días aislados en la casa pero al de 'MYHYV' le están pareciendo semanas, no soporta estar alejado de su querida novia. Además ha habido algo que le ha preocupado especialmente y está deseando poder hablar con ella para aclarar el tema, ¿está la ganadora de 'Supervivientes' 2018 embarazada?

El gran hermano le ha contado al 'súper' que durante su viaje de vacaciones a Las Maldivas (en pareja) hubo amor a todas horas, a veces algo descuidado o sin protección... Y le preocupa que su pareja, con quien no ha podido hablar todavía, vaya a traer un retoño al mundo sin que él lo sepa por estar aislado participando en el 'reality': "No había mucho que hacer a parte de darse amor y encima en los comienzos... siempre usamos protección pero no sé como transcurrió el asunto pero me quedé preocupado".

En realidad todo ha comenzado cuando Anabel Pantoja se ha sacado del bolsillo un chupete y se lo ha dado al 'celeb'. Él lo ha interpretado como una pista, un enigma sin resolver y se ha rallado. Total, que ha acabado montándose una película él solito que Sofía ha tenido que afrontar desde el plató.

Cuando Jorge Javier Vázquez le ha preguntado a la pamplonica, en directo, al respecto de los 'rumores' de embarazo que ha lanzado su novio desde la casa ella se ha quedado sin habla. Lo primero que ha hecho ha sido desmentir que esté embarazada: "Tranquilo todo el mundo que no pasa nada". Ha asegurado que no hay de qué preocuparse y que no sabe por qué le ha venido a la cabeza a Kiko esta historia justamente ahora.

No obstante su cara parecía decir otra cosa, la 'celeb' se ha quedado bastante calladita y con cara de preocupación. El presentador ha insistido en preguntarle sobre el tema pero ella no ha hecho más que confirmar que no hay retoño que valga, al menos de momento.

Mientras tanto su chico no hace más que desear verla, o sacar su fotografía de la maleta... Ais, el amor.