GTRES

Nada de flamenquito, en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio... ¡Concierto de AC/DC y/o Aerosmith!

Pero luego en la barra libre, que se cante Sergio algo.

CUORE.ES -

Una cosa son las bodas de los simples mortales, como tú que nos lees o nosotras que lo escribimos, y otra las de los famosos. Que están a otro nivel lo compruebas cuando quien más quien menos tiene un parque de atracciones para sus invitados (como Chiara Ferragni, la de los tres vestidos de novia) o incluso tiene a alguien cantando para la parejita. No estamos hablando de que vaya a haber un cortador de jamón extra, que es a lo máximo que podríamos aspirar con nuestro presupuesto, sino que Sergio Ramos (33) y Pilar Rubio van a tener en directo, en su boda, o a AC/DC o a Aerosmith

Si eso no es nivel...

Vaya por delante que esta idea (que ha desvelado AS) nos parece lo más y sobre todo teniendo en cuenta que a la presentadora le gusta el 'heavy' de siempre, pero hemos estado en suficientes convites como para saber que si hay algo que te levanta a los invitados y los pone a bailar (especialmente si ha venido la familia, más tradicional) son unas buenas canciones del verano: es más, si contrapones el 'Ave María', pero no el de Schubert, sino el de Bisbal, con el 'Cuando tú vas' de Chenoa, tienes una mezcla explosiva a la que no se resiste nadie.

Entendemos que de esto no faltará en ese bodorrio que tanto promete (y del que poco podremos ver porque Sergio ya anunció que requisarán los móviles en la entrada) que se celebrará el 15 de junio en Sevilla. No en vano, a Ramos no solo le encanta la música en español (lo mismo te baila un electrolatino que te monta una canción para el Mundial en versión 'flamenquita') y suponemos que también tendrá su ratito de gloria, claro, aunque esperamos que sea una boda de día (o de varios días) porque si no con tanto espectáculo lo mismo no les da tiempo ni a hacer ceremonia ni nada.

Dicen que lo más probable que sea Aerosmith quienes acaben cantando para ellos y esperemos que no requisen también a la entrada los pañuelos porque cuando llegue este momento... Todos los invitados llorando lagrimones.