Daniel Gonzalez / GTRES

¿Se prepara Sergio Ramos para abandonar el Real Madrid?

Uy, uy, uy...

CUORE.ES -

Cierto es que el Real Madrid no atraviesa su mejor momento deportivo, como han demostrado derrotas tan recientes e inesperadas como las que cosecharon los blancos en sus partidos contra el Valencia y el Shaktar Donetsk, pero hasta ahora nadie podría haberse imaginado que la enésima crisis de la entidad podría llevarse por delante a su actual capitán, el defensa sevillano Sergio Ramos (34).

Por el momento, el jugador no ha querido entrar en debates sobre su futuro deportivo, aunque hasta ahora siempre había dejado claro que se ve retirándose en el Real Madrid, el club al que ha dedicado los últimos quince años de su legendaria trayectoria y por el que ha luchado incansablemente con sangre, sudor y, cuando no ha habido más remedio, también lágrimas.

Sin embargo, ahora el periodista Cristóbal Soria, barcelonista confeso pero también amigo personal del deportista andaluz, ha dado la voz de alarma y ha dejado patente su convencimiento de que Ramos tiene las horas contadas en el club de Chamartín: "Yo sé perfectamente la obsesión que tiene Sergio por continuar en el Real Madrid, pero yo no soy optimista. Yo lo veo más fuera que dentro... Bueno, no, bastante más fuera que dentro", ha asegurado a su paso por el programa 'El Chiringuito de Jugones', donde ha añadido que, a su juicio, existe un 80% de probabilidades de que el jugador salga del equipo al término de la presente campaña.

Puede que esta teoría no sea más que eso, una serie de rumores sin demasiado fundamento. Pero también es verdad que, a menos de un par de meses de que termine el año y, por tanto, de que Sergio sea libre para negociar con cualquier club que esté interesado en sus servicios, aún no han trascendido informaciones de ningún tipo sobre su posible, o quizá poco probable, renovación con el Real Madrid. La mediática esposa del jugador, la madrileña Pilar Rubio (42), tampoco ha abierto la boca sobre un hipotético futuro lejos de su ciudad natal.