Jesus Briones / GTRES

Sara Carbonero presume de hijos (y ya de paso de bikini)

Bueno, bonito y barato.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No está siendo una época fácil para los 'Carbonillas'. Desde que Iker Casillas (38) sufriese un infarto de miocardio, la vida de la pareja ha dado un giro de 180º. El motivo fue que, aunque lo del guardameta se quedó en un susto, a los pocos días Sara Carbonero (35) confirmaba que tenía que ser operada de un cáncer de ovario. Una noticia que nos dejó sin aliento. 

Tras la operación, fue la propia Sara Carbonero la que confesó que todo había ido bien, pero que aún debería someterse a varias pruebas y tratamientos. A pesar de todo, la periodista está intentando hacer vida normal y por eso no desatiende su actividad online en Instagram para seguir contándonos sus proyectos y también sus avances en su lucha contra la enfermedad

En plenas vacaciones de verano, Sara e Iker están disfrutando todo lo que pueden de los más pequeños de la casa: Martín y Lucas. Ellos son los que les están dando la fuerza para continuar luchando por el camino y por eso la presentadora deportiva no ha dudado en deleitarnos con unas tiernas imágenes que ha subido a su Instagram Stories.

INSTAGRAM

¿Pueden dejar de crecer ya, PARFAVAR?

Unas fotografías que han hecho que nos derritamos de AMOR. Aunque bueno, también es verdad que hace un calor que te mueres. Pero no, está vez nos hemos derretido de pura ternura. Y es que no podemos olvidar el reciente post que subía Sara a su Instagram reflexionando sobre el momento que está pasando a raíz del regalo que le había hecho Martín: una rosa que había recogido del parque. Si es que estos niños son para comérselos, ya os lo decimos.

Sin embargo, Sara también ha querido compartir con nosotros una imagen en la que, por qué no, ¡presume de pecho en bikini! Con un modelo de Calzedonia que está de súper rebajas y que puedes encontrar en su página web, la periodista está radiante (y eso que no la vemos de cuerpo entero). 

INSTAGRAM

Lo dicho, este agosto, Sara Carbonero está a gusto.