De crisis nada, será el Wi-Fi del pueblo: Sara Carbonero se defiende

Con indirectas, claro.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Cuando el río suena, agua lleva. Pero cuando los rumores se viralizan no siempre llevan razón, al menos al 100%. Si hay quién apunta que la relación de Sara Carbonero (36) y Iker Casillas (39) está en crisis aquí está ella para defenderse. Eso sí, con indirectas, de forma elegante y sutil, tal y como ya sabemos que es ella.

¿Y cuáles han sido sus métodos? Compartir fotografías de lo feliz que está, de vacaciones, con su familia. ¿Dónde? Pues la pareja y sus dos hijos (Martín y Lucas) se ha ido a Navalacruz, el pueblo natal del futbolista, que se encuentra en Ávila. Un sitio lleno de naturaleza que les permitirá desconectar.

Anda, a ver si más que una crisis de pareja va a ser que no nos llega bien el Wi-Fi en el pueblo y da la sensación de que les hemos perdido la pista. Menos mal que la periodista se encarga de enseñarnos, a través de su cuenta personal de Instagram, lo bien que les va y poco que se quejan.

Aquí, por ejemplo, ha compartido una imagen suya, en medio del campo, con vestido blanco ancho y veraniego. La 'celeb' que ahora luce pelo corto, un 'look' que nos encanta, parece que está en su entorno favorito donde todo es muy 'slow':

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🌾🤍

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

Y, pese a que no hay ninguna instantánea romántica en pareja, sabemos que están juntitos y revueltos porque ¿sino qué iba a hacer la 'influencer' en el pueblo? Pues ea, con un buen repertorio de imágenes ha demostrado que donde vaya su 'churri' va ella (tanto en publicaciones de Instagram como en 'stories').

De quién no pueden faltar recuerdos es de sus hijos, que juegan y se divierte en el pueblo mientras disfrutan de las vacaciones del cole. Esta fotografía, por ejemplo, es tan cuki que morimos de amor:

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

😷🖤 @mvaqucar

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

 

 

 

Después de todo lo por lo que han pasado: un cáncer ella y un infarto él, ahora no les queda más que disfrutar de este renacimiento que les ofrece la vida. Esperemos que les vaya todo estupendamente en la nueva etapa que comienzan ahora.