INSTAGRAM

El disfraz no engaña: Saint West ya es como su padre de grande

CUORE.ES -

Mientras que Kanye West ha vuelto a refugiarse en el estudio de grabación tras reconocer en sus redes sociales que de alguna forma había sido "engañado" y manipulado para posicionarse tan claramente en favor de las políticas y el discurso de la administración Trump, su esposa Kim Kardashian decidió aprovechar la festividad de Halloween, para intentar redirigir la atención mediática hacia el legado musical del artista y esos brotes de creatividad que hicieron de él todo un ídolo para las masas.

Como se desprende de las redes sociales de la estrella televisiva, el segundo de los retoños del matrimonio, el pequeño Saint (2), fue disfrazado para la ocasión con la misma indumentaria que llevaba su padre -una especie de jersey gigante y acartonado y un collar de oro  en el videoclip de su exitoso tema 'I Love It', mientras que su primo hijo de Kourtney Kardashian y Scott Disick hizo lo propio para emular al rapero Lil Pump que acompaña al artista en dicha canción.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I love it

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el


Por supuesto, los dos niños recibieron sendos pares de zapatillas de la colección que Kanye diseñó en su momento para la firma Adidas, 'Yeezy', y posteriormente volvieron a hacer acto de presencia en la esfera virtual ataviados, esta vez, con unos disfraces a medida de las botellas gigantes que el artista y su compañero lucieron en su reciente presentación del tema en 'Saturday Night Live'.

 

Gracias al vídeo que de los dos niños publicó la celebridad, queda patente que no resultó nada fácil hacerles sonreír para la cámara y, sobre todo, que mantuvieran el equilibrio con tan aparatosa vestimenta.

Por otro lado, y probablemente cuando los menores de edad de la familia ya se encontraban en la cama, las hermanas Kardashian-Jenner al completo, Kourtney, Kim, Khloé, Kendall y Kylie, se dejaron ver públicamente luciendo sofisticados conjuntos de lencería de Victoria's Secret, así como las míticas alas de sus 'ángeles', para recrear el emblemático desfile anual de la firma en medio de una fiesta privada, la cual habrá servido a la única modelo profesional del clan, Kendall, para practicar de cara al evento real en el que participará junto a Gigi Hadid, Benhati Prinsloo y otras muchas estrellas de las pasarelas.