Xavier Collin/Image Press/Splash

Ryan Reynolds el super-papi-héroe blandito

CUORE.ES -

Además de haber vuelto por todo lo alto a la cartelera gracias al estreno de la segunda parte de 'Deadpool', Ryan Reynolds (41) tiene un sinfín de razones adicionales para seguir proyectando ese optimismo tan contagioso que le caracteriza, buena parte de ellas relacionadas con la adorable familia que ha formado junto a Blake Lively (31).

De hecho, el actor de Hollywood no puede evitar sacar a relucir su lado más enternecedor al referirse en público a las tres mujeres más importantes de su vida, la citada Blake y las dos hijas del matrimonio: las pequeñas James, de 3 años, e Ines, de uno, atribuyendo principalmente a estas dos últimas el hecho de que con los años se ha vuelto una persona mucho más "sentimental".

"Creo que siempre he sido un hombre sensible, desde que era bien pequeño, pero ser padre me ha hecho un poco más sentimental de lo que era antes", ha revelado Ryan en conversación con la revista People.

Al igual que otros famosos cuyas vidas solían girar únicamente en torno a su carrera profesional antes de descubrir las bondades de la paternidad, el actor estadounidense ya se sinceró en su momento sobre el cambio radical que había experimentado su visión del mundo tan pronto como dio la bienvenida a la primera de sus dos niñas.

"Es mucho mejor ser padre que no serlo. Tener una familia implica dejar de preocuparte por un montón de estupideces y empezar a centrarte en el presente. Antes me aburría soberanamente cuando la gente me enseñaba fotos de sus bebés, hasta el punto de querer tirarme por una ventana. Ahora soy yo el que no puede parar de enseñar fotos de las niñas a la gente", aseguraba en una entrevista anterior para, a continuación, abordar algunas de las dificultades derivadas de sus responsabilidades parentales.

"No es tan complicado para nosotros compaginar la crianza de nuestras hijas con nuestros respectivos trabajos, ya que siempre nos aseguramos de no trabajar los dos al mismo tiempo. El verdadero reto está en poder dormir las suficientes horas. Mi mujer y yo estamos convencidos de que las niñas son alérgicas a la idea de dormir", bromeaba al respecto.

// Outbrain