MEGA / GTRES

La vida de Ryan Reynolds no es de color de rosa

Un poco sí, pero no toda.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Puede que a veces las apariencias engañen y por eso Ryan Reynolds (41) ha querido hablar sin tapujos sobre el hecho de que no por ser una celebrity a nivel mundial no tiene problemas como todo hijo de vecino. A pesar de ser un superhéroe (con 'Deadpool') y estar casado con Blake Lively (31) (con la que tiene dos hijas), el actor acaba de hacer una de sus confesiones más duras: sufre ataques de ansiedad.

El motivo es que asegura que "todos cargamos con un mochila muy pesada a nuestras espaldas" y que la razón por la que él ha tenido que lidiar (y sigue lidiando) con esto es por la presión que ejerció su padre sobre él cuando era pequeño.

"Mi padre era un tío muy duro. Y eso, para muchas cosas, es fantástico. Su problema es que también lo era con nosotros. No quiero que nadie se tome esto como la típica historia lacrimógena, porque todo el mundo lleva una mochila muy pesada a sus espaldas y yo no soy diferente a nadie en ese aspecto, pero crecer en mi casa no era algo nada relajante ni sencillo y sé que eso, a lo largo de mi vida, ha provocado que tenga que lidiar con la ansiedad de muchas y muy diferentes maneras", ha confesado durante una entrevista para la revista de moda Mr. Poter. 

 

Thanks @guyaroch for the great @mrporterlive shoot. I’ve been training my whole afternoon for this moment.

Una publicación compartida de Ryan Reynolds (@vancityreynolds) el

Sin embargo, asegura que no hace dramas sobre ello y que el humor ha sido su mejor antídoto a la hora de superar la tristeza y la ansiedad. Además, también ha querido dejar claro que su padre y él  consiguieron limar sus diferencias antes del fallecimiento de este en 2014.

Unas declaraciones que nos hacen quererle un poco más si cabe.