bang showbiz

Rose McGowan tiene que vender su casa por Harvey Weinstein

Que te acosen sale carísimo a todos los niveles.

CUORE.ES -

Rose McGowan no ha dudado en hacer públicos los problemas económicos que atraviesa en estos momentos como resultado del proceso judicial que ha emprendido contra Harvey Weinstein, al que acusa de haberla acosado sexualmente e incluso violado y también de haber comprado su silencio con un acuerdo extrajudicial, para que este responda de sus presuntos crímenes ante la justicia.

De forma más concreta, y en el marco de la presentación de su documental 'Citizen Rose' (en el que habla sin filtros de todos los contratiempos que ha venido padeciendo en los últimos años como consecuencia del trato vejatorio al que le sometió el productor caído en desgracia) la actriz asegura que ha tenido que poner su vivienda a la venta para poder costearse los trámites legales que implica el litigio.

"Tengo que vender mi casa ahora mismo para poder pagar las facturas y seguir luchando contra el 'monstruo'", ha explicado durante el evento, sin mencionar en ningún momento el nombre de la persona que le hizo pasar un auténtico calvario a lo largo de la década pasada.

A pesar de haberse erigido como una de las principales portavoces del gremio de actrices y de otras mujeres de la industria del cine que han sido víctimas de la discriminación y de los abusos de poder que han venido produciéndose en su seno, la artista también aprovechó la ocasión para distanciarse ligeramente del movimiento #Me Too, reivindicando por tanto su propia lucha personal en lo que a la erradicación de estas indignantes conductas se refiere.

"Mi plataforma está algo separada de la campaña #Me Too. No me importa que la gente piense de mí de una determinada manera u otra. Yo solo quiero frenar a todos esos violadores y acosadores internacionales, así como a aquellos pedófilos que quieren abusar de los niños. Es tan simple como eso", ha manifestado Rose.

También ha criticado la iniciativa de vestir de negro del resto de actrices: "Ninguna de esas elegantes personas vistiendo negro para honrar nuestras violaciones habría levantado un dedo si no hubiese sido así [haciendo referencia a cuando Asia Argento y ella abrieron la veda]. No tengo tiempo para la falsedad de Hollywood."

 

En compañía o en solitario, bravo por Rose, por hablar alto y claro. Esperemos que el karma se lo pague ganando el juicio...