IMDB

Rosalía, la ansiedad y algo más: Omar Ayuso se abre de par en par

Sinceridad absoluta.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Omar Ayuso ha entrado en nuestras vidas por su papel en 'Élite', pero poco a poco ha ido conquistando nuestros corazones (los de los 'likes' de Instagram). Este chico es muy generoso y abierto a la hora de compartir estampas, sí, pero tampoco se queda corto cuando se pone a hablar. Es sinceridad en estado puro, y una de sus últimas confesiones aborda un tema más delicado de lo habitual.

"Sinceramente he borrado todas las historias anteriores por todos los mensajes que he recibido, muchos maravillosos pero desgraciadamente la mayoría han sido feos y sin entender de lo que trataba de hablar. Sí, me he acojonado después de eso y he borrado todo. Aun así creo que es lícito aquello de lo que hablaba. Algún día me atreveré, me quitaré todo antifaz, toda capa y os hablaré sin tapujos de toda esta enfermedad que muchos padecemos y muchos temen nombrar: la ansiedad." El texto que ha publicado el actor en sus stories es inequívoco: Omar tiene problemas de ansiedad pero, de momento, no está preparado para entrar en más detalles.

"Hasta entonces, hasta que me arme de valor para hablaros sinceramente sobre ella, un beso y un abrazo enorme a todos los que la padecéis; no estáis solos, nunca", ha concluido el madrileño.

Pero ojo que hay más.  Después de soltar todo esto en los stories, a Omar le apeteció también sincerarse sobre su experiencia con Rosalía. Rodaron juntos un videoclip y todo el proceso Omar lo vivió de una forma muy intensa, tanto que cuando las imágenes salieron a la luz el actor no fue capaz de encender el móvil durante tres días. Tenía miedo de enfrentarse a las críticas. "Tres mesecitos me costó recuperarme señorxs, sí, sentí tanto que me desestabilizó tanto...", confiesa Omar Ayuso sobre su ansiedad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

nunca os he hablado en profundidad de este vídeo. se que algunos pensaréis: “salió hace 5 meses maricon ¿a que viene esto ahora?”, pero es que nunca os hable realmente de lo que supuso este trabajo no solo a nivel profesional sino a nivel personal. recuerdo perfectamente la mirada inocente y la sonrisa de cordialidad que @rosalia.vt me puso cuando rodamos el primer plano de este videoclip. jamás se me olvidarán aquellas palabras: “joder Omar es muy fuerte, ósea ¿en que piensas cuando me miras, para marcar esa mirada así?” nunca la respondí, en parte por vergüenza y por una poquita de humildad, solamente era un niñato afortunado al que le había tocado trabajar con la cantante más grande de su país. eso si, pensé una respuesta, que por siempre se quedó ahí, en mi pensamiento: “si supieras niña que lo único que hago es admirarte”. y así fue, así pasamos desde las 10 de la mañana de un 30 de diciembre hasta las 04:00 de la mañana de un 31 de diciembre, noche vieja (bienvenidos, estos son los verdaderos horarios del cine) rodando la que sin duda fue la experiencia más fuerte que he vivido a nivel anímico en mi vida. 3 mesecitos me costó recuperarme señorxs, si, sentí tanto que me desestabilizó tanto...que desde aquí por fin digo gracias a todas las personas que me escribisteis en su día dándome la enhorabuena, en su momento la presión y la exigencia personal era tal que tan si quiera me vi capaz de ni si quiera contestaros con un simple emoticono. que mal no? salió el vídeo y apague el móvil 3 días...que fuerte. sinceramente en su día no lo disfrute, de hecho lo sufrí y me martirice (os parecerá absurdo pero así es a veces la inseguridad de este trabajo). estos últimos días de cuarentena me ha dado por revisar el vídeo y la canción, y lloro cada vez que lo veo. uau, y esta feo que yo lo diga sinceramente, pero parado trabajazo nos marcamos, sin ser nada fácil. estos días pienso en lo tantísimo que me gustaría volver a atrás, a vivir un enero vacío de angustia y ansiedad que me hubiera permitido disfrutar de lanzamiento de este vídeo y me siento tan orgulloso del trabajo que hicimos @rosalia.vt y yo. tendríais que vernos: nos separaba la ventana, y de pronto no nos +

Una publicación compartida de omar (@omarayuso) el