INSTAGRAM

Rosa López quiere volver a ser 'la de España' en Eurovisión

Y revivir un 'Europe's living a celebration'.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Si eres cantante y vas Eurovisión te pueden pasar dos cosas: que lo petes y tu carrera se dispare o que caigas en el olvido más profundo. España solo ha subido al pódium del primer puesto en dos ocasiones, en 1968 con Massiel y su famoso 'Lalala' y al año siguiente con Salomé interpretando 'Vivo cantando'. Cincuenta años hace de estos triunfos y desde entonces las posiciones de nuestro país no han hecho más que caer en picado. 

Llámalo mala suerte o cosa del destino pero ya es tradición que los últimos puestos de la lista estén reservados para los artistas españoles. Aun así, todavía no se ha perdido la ilusión de los 'twelve points' y cada año nos plantamos frente a la tele a ver si suena la flauta. Lo mismo le pasa a Rosa López que aunque hayan pasado 17 años desde su actuación, la nostalgia le dura.

De hecho, la propia cantante ha confesado que no le importaría volver a probar suerte en este certamen. La granadina siempre se ha mostrado reticente a no superar el séptimo puesto que obtuvo con el legendario 'Europe's living a celebration', pero ahora parece que Rosa de España resurge de sus cenizas como el ave fénix. ¿Qué pensaran Bisbal, Bustamante, Chenoa, Gisela y Geno de hacerle los coros? Seguro que se montan otra casa rural para debatirlo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ROSA LÓPEZ (@rosalopezoficial) el

El miedo ha desaparecido y así lo ha soltado en una entrevista en el programa 'Te la vas a ganar' de Europa FM. 'No me importaría volver a representar a España en Eurovisión', comentaba Rosa. Eso sí, a nosotras nos encantaría que hiciera un remix de la mitiquísima canción con la que toda España bailó en 2002 pero parece que la artista no está por la labor y quiere probar con algo nuevo: 'Si tengo un tema con el que siento cómoda y puede ser la bomba en mi carrera, no me importaría. Me encantaría porque es un festival que viene muy bien en tu carrera, es un subidón a nivel personal y profesional'.

Ay qué ilusión, que Rosa de España ha vuelto (y no en forma de chapa).