Vianney Le Caer / GTRES

Robbie Williams y su (nuevo) vicio con los pañales

Ser padre le ha cambiado la vida.

CUORE.ES -

Robbie Williams jamás ha ocultado que sus años de juventud en los Take That quedarán para la historia como la época de caos y 'carpe diem' tan propia del mundillo de los famosos. Por todo esto no debería resultar sorprendente que el intérprete, a sus 45 años, se congratule ahora de haber sido capaz de reaccionar a tiempo y rectificar su comportamiento para dar paso a una etapa de madurez mucho más saludable. Estamos hablando como unos padres viejunos, lo sabemos, pero esta es la realidad. Robbie está hecho un señor, para que nos entiendas.

"En los noventa, todo eran 'strippers' y cocaína, y ahora mi vida es mucho mejor porque gira en torno al hummus y al apio. Solía vivir con los horarios y la intensidad de una estrella del rock, lo que implicaba irme a la cama a las cuatro de la mañana y amanecer por la tarde. Desde que soy padre, me he dado cuenta de que antes no tenía insomnio, sino que era un vago y tendía a la exageración", ha reflexionado el músico. Cuánta razón tiene, ¿verdad?

GTRES

Si es que eran unos chavales.

 

Al ser padre de los adorables Theodora (6), Charlton (4) y Colette (seis meses), Robbie se propuso desprenderse para siempre de otro de los hábitos más nocivos que arrastra de ese período tan turbulento, el consumo de tabaco. Para ello no dudó en recurrir a una de las actividades favoritas de sus pequeños... ¿Quieres saber cuál es? Tú sigue leyendo.

"Me ha dado por colorear últimamente con las ceras de mis hijos y me está sentando muy bien. Tengo algo nuevo en lo que concentrarme y el arte siempre es bueno para desviar la atención. A todos aquellos que están intentando dejar de fumar, solo puedo decirles que entiendo las dificultades de la lucha, pero hay que perseverar. Durante toda la semana, me he sentido relativamente bien, pero en la última hora y media me ha entrado un ataque de ansiedad, me sentía abrumado y necesitaba salir de casa un rato para tranquilizarme", compartía el artista a principios de año con sus seguidores de Instagram. Vamos, Rob, ¡no desistas!