TheImageDirect.com / GTRES

Robbie Williams nunca superará su adicción a la comida

Lo entendemos perfectamente.

CUORE.ES -

El cantante Robbie Williams se ha mantenido sobrio desde 2007 y no ha vuelto a probar la cocaína o el alcohol, pero aún hay una adicción que le martiriza a diario porque no consigue escapar de ella: su tendencia a pegarse atracones de comida rápida cuando atraviesa un mal momento.

"Cuando has renunciado a absolutamente todo lo demás, ese último obstáculo es el más difícil de superar. Es algo constante, porque cuando dejas de consumir cocaína, ya no ves nunca cocaína por casa. A no ser que salgas a buscarla, no se cruza en tu camino así como así. Si no quiero beber, no tengo que hacerlo. Puedo evitar ir al pub o a un club nocturno y no pasa nada, eso es algo que he aceptado", ha explicado en una nueva entrevista concedida durante su actual visita a Australia.

Por mucho que lo intente, Robbie no puede desterrar la comida de su vida, como hizo con sus otros vicios, por motivos obvios, y cada cierto tiempo se topa con un detonante que le hace volver a recaer. Hace unos años, por ejemplo, pasó una larga temporada en la que se levantaba por las noches medio sonámbulo para devorar todo lo que encontrara en la nevera.

"Es diferente al sexo, a la cocaína o el alcohol, porque puedes vivir sin todo eso. Yo soy como un paquete de Pringles, cuando hago 'pop', ya no hay stop", ha añadido para definir su relación de dependencia con ciertos alimentos.