Telecinco

Raúl Velaztiqui, detenido por el caso de Natacha Jaitt de 'GH 6'

Hay algo que la policía no acaba de entender en su declaración.

CUORE.ES -

La autopsia que se le realizó a la exconcursante de Gran Hermano 6, Natacha Jaitt, indicaban que no murió por causas naturales sino en extrañas circunstancias, algo que lleva a los investigadores a apuntar con el dedo a posibles culpables o implicados en esta historia que nos tiene conmovidos. Por el momento se ha detenido a Raúl Velaztiqui, el productor que acompañó a la 'celebrity' a la sala donde falleció.

Esta es la primera detención que se ha hecho pública sobre el caso, según han explicado los agentes que llevan a cabo la investigación. Los motivos que han dado a conocer se basan en que su testimonio era contradictorio y, de hecho, fue incapaz de responder algunos interrogantes que le plantearon sobre la noche de los hechos. No obstante, todavía no se puede decir nada cierto al 100% porque la investigación sigue abierta y quedan muchos cabos por atar para poder avanzar en la trama. Hasta que no se solucione el tema Velaztiqui permanecerá bajo la custodia de la policía.

Se está especulando mucho sobre lo que pasó la fatídica noche en la que perdimos a Natasha, aquel 23 de febrero será recordado por todos sus seguidores y por todas las personas que están apoyando la causa. Según los datos que pudimos conocer de la autopsia que se le realizó al cadáver, la exconcursante del 'reality' murió a causa de una sobredosis en Buenos Aires, Argentina.

Velaztiqui, horas antes de ser detenido, hizo unas declaraciones sobre su punto de vista del suceso al programa argentino 'A24'. Según él mismo cuenta, lo que pudo suceder fue un misterio puesto que Natalia estaba en perfectas condiciones cuando la recogió para ir a una reunión de trabajo, pero allí en el local de fiesta ella se quedó dormida cuando el productor la perdió de vista durante 15 minutos, según le contó el dueño del sitio. Posteriormente se enteró de su muerte, algo inexplicable para él, puesto que la última vez que vio a la gran hermana estaba bien.

El único fenómeno extraño que detectó aquella noche el que se encuentra ahora bajo vigilancia policial, fue que, en la reunión de trabajo que iban a tener había dos personas que no debían de estar allí, o con las que no se habían citado. Todo un misterio.

Ahora, con el alma rota, no podemos más que esperar a que se descubra toda la verdad.