Alberto Losa / GTRES

Salse'OT': Raoul no sigue a Agoney en Instagram

Ahora sí que sí, se acabó 'Ragoney'. 

CUORE.ES -

Lo de que Raoul y Agoney se habían distanciado tras salir de la Academia de Operación Triunfo y lo de que su buena relación se había enfriado es un secreto a voces. Ahora, parece que ya no queda nada de lo que hubo durante los meses que estuvieron concursando y que 'Ragoney' ha desaparecido por completo. ¿Cómo lo sabemos? Pues una vez más, gracias a sus fans. 

Hay muchas cuentas en Instagram que siguen día y noche a los triunfitos y que saben hasta cuántas veces van al baño, por eso, un movimiento como este era fácil de seguir: Raoul ha dejado de seguir a Agoney en Instagram. (Pero Agoney a Raoul, no) 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Que habrá pasado... confirmadlo vosotros mismos: @raoul_ot2017

Una publicación compartida de OT Salseo🔥 (@otsalseo) el

 

Y si no te lo crees, puedes comprobarlo tú misma. Solo tienes que meter en el buscador de 'seguidos' el nombre de Agoney y verás que brilla por su ausencia. Una peni. 

¿Qué habrá pasado? Eran uña y carne y solo había que ver la química que había entre ellos en sus actuaciones cuando cantaban agarraditos de la mano. 

La cosa empezó a hacer aguas durante uno de los conciertos de ls gira de OT en Canarias, donde los fans se llevaron un chasco con la actuación de estos dos. Ni un beso, ni un poquito de emoción ni na, aunque ya en su momento Agoney aclaró lo que pasaba asegurando que "la empatía no existe" (justamente estaba él pasando por un momento muy malo en su vida): "Lo único que importa es el lema, los besos y los 'shippeos' (los 'shippeos' son algo así como las relaciones que, existan o no, nos montamos entre todos en la cabeza)".

El caso es que parece que su amistad ha llegado a su fin, por mucho que sus fans no quieren aceptarlo: "Me mata la gente diciendo que es un error de Instagram 😂". 

Otros dicen que hace mil años que le dio unfollow, justo al salir de la Academia (algo que igualmente sorprende porque deja claro que aquí ha pasado algo y no sabemos qué). 

Ahora queda una incógnita: ¿habrá sido todo pura estrategia o realmente ha habido cuores rotos?