GTRES

¡Quemando tarjeta! Los caprichos carísimos de Violeta Mangriñán

Para todo lo demás, 'Violet-Card'.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

A todas nos ha pasado: te vienes un poco arriba en las rebajas, decides renovar tu armario y acabas comprando alguna cosa de la que luego te arrepientes y acaba colgada en la percha con la etiqueta hasta que decides donarla o regalarla. Sin embargo, en el caso de los famosos, como tienen el presupuesto bastante menos ajustado que nosotras, las prendas que acaban muertas de risas en sus vestidores suelen tener nombre y apellidos (de diseñador caro) y un montón de ceros en la etiqueta.

Eso es lo que le pasa a Violeta Mangriñán (26), que en más de una ocasión ha derrochado dinero en moda para luego no usar nada de lo comprado, tal y como ha contado ella misma en su espacio de Mtmad, 'Ultravioleta'. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🗝

Una publicación compartida de Violeta (@violeta_mangrinyan) el

En la última entrega, emitida hoy mismo, Violeta se ha dedicado a responder preguntas de sus seguidores, entre las cuáles había varias preguntas relacionadas con la moda. La que más expectación ha creado ha sido la de uno de sus fans, que le ha preguntado si alguna vez había comprado algo muy caro que nunca haya llegado a estrenar, y la respuesta ha sido clara: sí, pero con matices.

Por un lado, ha reconocido que sí que suele pasarle aquello de tener cosas en el armario con la etiqueta puesta, pero que por lo general no son prendas caras: "las cosas que tienen etiquetas son prendas, de trapitos que me he comprado en rebajas que al final nunca me he puesto, pero si me gasto pasta en una prenda, me la planto”, ha afirmado.

Sin embargo, sí que tiene alguna que otra cosa de diseñador que, pese a que le costó un buen dinero, nunca se pone. “Me regaló una amiga mía unas botas de una firma muy cara, Louis Vuitton, fui a cambiarlas y me compré unas un poquito más caras que me gustaban, me las probé y nunca me las he podido poner porque duelen lo que no está escrito. No es que me lo haya comprado y no lo haya usado porque no me ha salido de ahí, sino que son imponibles. A mí me duelen mucho".

Según la ex-tronista de 'Hombres, mujeres y viceversa' estrenó las botas, caminó con ellas 100 metros y ya no se las ha podido volver a poner, así que ahí están las botas en su casa cogiendo polvo en un rincón. ¿Y si las subes a 'Wallapop', Violeta?