Victor J Blanco / GTRES

Pilar Rubio tiene un recadito para sus 'haters'

Pero siempre con educación.

MIRIAM PRIETO | CUORE.ES -

Las redes sociales se han convertido en el rincón favorito de prácticamente más de la mitad del mundo. Pero más importantes son para las 'celebrities' y los influs que viven de ello, sobre todo de Instagram. Una de las celebrities que más activas está en estas plataformas es Pilar Rubio.

Sin embargo, eso de estar tan expuesto implica que tienes que enfrentarte tanto a comentarios buenos como malos. Pilar cada día tiene que soportar a los 'haters' como consecuencia del 'alma triste y negra' de estos, que se dedican a insultarla o a burlarse de la presentadora. Sin embargo, ella defiende esta red social porque le encanta comunicarse con sus seguidores y sentirse más cerca de ellos. Hay que intentar quedarse con lo bueno, ¿no?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Learning to fly...#tompetty @zadigetvoltaire @hardrockcafemadrid

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

"Hay veces que me apetece comunicar y recibir el 'feedback' de la gente que lo lee. Yo creo que para eso tenemos las redes sociales, es un termómetro y un pequeño consultorio cuando tienes alguna duda. Vamos a intentar sacar la parte buena y positiva" decía Pilar en un evento. Y a continuación esta se reía de sus 'haters':  "Tienen que existir, si no qué aburridas serían las redes sociales. Creo que hacen un bien por esa gente que tiene el alma tan triste, tan negra". ¡Razón no le falta!

Además, a la mujer de Sergio Ramos (33) le rodean constantemente polémicas y rumores que circulan de su vida tanto personal como profesional. El último de ellos por el trato preferente que se le dio a uno de sus hijos en un centro médico de Madrid. "No voy hablar de cosas absurdas que se inventan, prefiero no sacar esos temas porque para mí sería un trabajo extra tener que estar desmintiendo todas las tonterías que se inventan cada día. Pero bueno, es así...". Con claridad y educación es como se hace frente a los comentarios negativos. ¡Muy bien dicho Pilar!