INSTAGRAM

Pilar Rubio habla de la importancia de su caída en 'El Hormiguero'

CUORE.ES -

Pilar Rubio (42) sufrió una pequeña caída el lunes durante los primeros minutos del programa 'El Hormiguero' en el que trabaja como colaboradora. La antigua reportera, embarazada de su cuarto hijo, perdió el equilibrio mientras bailaba una sencilla coreografía junto a sus compañeros de programa: un pequeño contratiempo, sin consecuencias de ningún tipo, que ella atribuyó rápidamente al "cambio" en el centro de gravedad derivado de su gestación, pero que también podría explicarse con los altos tacones que la sostenían.

Afortunadamente, el "resbalón" de la madrileña no terminó en un fuerte impacto contra el suelo, en el que acabó sentada y sin poder contener la risa. De hecho, Pilar se tomó lo sucedido con sentido del humor y, aunque varios de sus gestos apuntaban a que responsabilizaba de todo ello a los zapatos, al final acabó "asumiendo" la responsabilidad en el percance.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, soy yo 😉 Dentro de unos minutos empezamos @elhormiguero . ¡Ay! Qué feliz hubiera sido en los ochenta... 📸 @carlos__photo

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

"¡Me he resbalado, qué le voy a hacer! Me ha cambiado el punto de equilibrio y no lo asumo", explicó brevemente cuando Pablo Motos se interesó por su estado. La esposa de Sergio Ramos (33) se presentó en el programa con un look muy representativo de la década de los ochenta, pelo rizado incluido, taconazos y una camisa muy holgada que no dejaba apreciar su cada vez más abultada tripa.

Una vez superadas las molestias que sufrió durante las primeras semanas de embarazo, como confesaba ella misma en uno de sus últimos actos públicos, Pilar Rubio se encuentra a día de hoy cargada de energía y vitalidad gracias al régimen alimenticio tan saludable al que siempre se ha acogido y, sobre todo, a la práctica regular de una serie de ejercicios especialmente concebidos para su embarazo.

"La verdad es que, pasado ya el primer trimestre de embarazo, me encuentro mucho mejor. Evidentemente los entrenamientos tienen que ser súper controlados, pero no quiero renunciar a algo que me hace sentir tan bien. Lo importante es intentar seguir con mi ritmo de vida siempre y cuando el embarazo y los profesionales me lo indiquen", aseguraba Pilar en una publicación reciente de Instagram.