princepelayo / INSTAGRAM

Bodorrio a la vista: ¡Pelayo Díaz y Andy McDougall se casan!

#BodaPelandy

TAN TAN TATÁN, TAN TAN TATÁN...

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

La boda de Megan Markle no va a ser la única boda real que tengamos este año, porque el príncipe Pelayo también ha anunciado su compromiso con su churri, Andy McDougall.

Parece que fue ayer cuando el estilista de 'Cámbiame' nos confirmó en exclusiva su relación con el argentino, y a partir de ahí las declaraciones de amor, los viajecitos juntos y los ramos de flores han inundado sus redes sociales, hasta el punto en que Pelayo Díaz ha confesado sentirse "el chico más feliz del mundo".

Están #pelandy la pava todo el rato.

"Hay cositas que hablar", le escribía el estilista a su príncipe consorte, y ahora sabemos de qué tienen qué hablar... Sitio, oficiante, ¿de día o de noche?, sentar a los invitados (el infierno) y si irán o no de blanco; porque tal y como ha anunciado Lecturas, Pelayo y Andy se han prometido.

"Fue una noche en Buzios (Brasil), en un restaurante que fue la casa de Brigitte Bardot. Andy cogió un trozo de miga de pan y me dijo: '¿Te quieres casar conmigo?'. Y me puso la miga en el dedo", relata Pelayo, mientras que su novio añade: "Empezamos a pensar en la boda y en los anillos". Nos encanta cuando no nos tienen con el misterio (como Georgina Rodríguez) y lucen anillo alegremente (como Meghan Markle), porque resulta que ¡ya lo llevan puesto!

"Los escogimos en Brasil, son de la colección ‘Juste un clou’ de Cartier, de oro blanco y diamantes", confiesa el estilista, que también cuenta que su idea era haberle pedido matrimonio en las escaleras de la Universidad de Buenos Aires, "pero no surgió". La pedida oficial (el momento anillaco, más bien) tuvo lugar en casa de Andy, y ambos estaban "en calzoncillos tirados en el sofá". "Siéntate, que te tengo que decir una cosa", le dijo Pelayo a Andy, quien respondió: "No, la última vez que me sentaron en un sofá, me dejaron"; pero esta vez la cosa era muy distinta... "Entré en pánico. Y sacó los anillos", cuenta el argentino. "A partir de ahora quiero estar con él siempre, le pedí que fuéramos en este camino juntos y así es", concluye Pelayo.

Nos habría encantado verlos, pero ya es tarde (Señora), y de todos modos, como el propio Pelayo ha compartido en su Instagram: "Lo mejor está por llegar", ya que el bodorrio no anda muy lejos... "¡Este año! Aún no tenemos fecha pero me gustaría que fuera septiembre. Es una época muy guay", confiesa en estilista.

¡Qué ganas de boda!