Bauer-Griffin / GTRES

Ahora los paseítos de Ana de Armas y Ben Affleck están más protegidos

A tope de mascarilla.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Desde que conocimos la relación de Ana de Armas (32) y Ben Affleck (47), además de pillarles pasando unas vacaciones en Cuba y Costarica, solo les hemos podido ver dando paseos con los perros o yendo a comprar al súper debido a la crisis sanitaria por coronavirus.

Se podría decir que es un amor en tiempo de COVID-19 porque aunque la pareja vive en Los Ángeles, donde las medidas de confinamiento no son tan estrictas como en España, aún no han podido hacer cosas normales de novietes como ir al cine, una cena cromántica y derivados.

Así que se tienen que conformar con sus paseítos diarios que, además de demostrarnos que ya son una pareja consolidada, para Ana de Armas también se han convertido en una auténtica pasarela de tendencias. Sí, porque ya que nosotras no pasamos del chándal o el pijama, por lo menos podemos fijarnos en lo que es tendencia esta temporada gracias a la actriz.

Pero más allás sus modelitos, otra cosa que nos llamaba mucho la atención de Ana de Armas y Ben Affleck es que cada vez que salían a la calle no llevaban ni mascarilla ni guantes. ¡Mal, mal y mal! Eso sí, parece que ya se han concienciado de que hay que hacer todo lo posible para evitar más contagios y han decidido añadir la mascarilla a sus 'outfits'.

Ana de Armas y Ben Affleck pasean por Los Ángeles. | Bauer-Griffin / SplashNews.com / GTRES

Si te fijas, no es una mascarilla cualquiera pues tiene mucho más caché y glamour... Claro, como tienen que pasear por las famosas calles de Los Ángeles. En este caso son verdes (como todas) y con dibujitos de colores que restan un poco de seriedad a todo lo que está pasando últimamente. Ya sabes, la vida con humor (en sus límites) siempre es mejor. 

Ana elegía un vestido negro en cuero de escote cruzado y mangas abullonadas que combinaba con unas deportivas blancas, lo que viene a ser un 'sportychic' de toda la vida, vamos. Y Ben Affleck se limitaba a crear un 'outfit' con vaqueros y camiseta gris de manga corta. Sencillo y muy recurrente.