SplashNews.com / GTRES

Paris Hilton le robó a su hermana su expresión más famosa

Mal, muy mal.

CUORE.ES -

Si hay algo que debe de reconocérsele a Paris Hilton (39), eso es su talento para los negocios. La famosa rubia ha hecho gala de un olfato envidiable para identificar a kilómetros una oportunidad potencialmente rentable desde su salto a la fama de la mano de su entonces amiga del alma Nicole Richie en el reality 'The Simple Life', en el que ambas no paraban de repetir la frase 'that's hot', que se traduciría al español como 'eso es sexy', para dar su aprobación a cualquier cosa que les pusieran delante.

En cuanto se percató del potencial de esa consigna, Paris la convirtió en una marca registrada que comenzó a estampar en camisetas y otros accesorios con un gran éxito, pero lo que no muchos saben es que la inventora original de esa expresión había sido su hermana pequeña Nicky.

"Empecé a diseñar camisetas con el eslogan 'Eso es sexy' en la parte frontal que ponían en la espalda 'Tú no lo eres'. Me parecían adorables. En realidad, era algo que mi hermana solía decir todo el tiempo, pero yo me adelanté y lo convertí en una marca registrada, así que ahora es de mi propiedad. Lo siento, Nicky", ha desvelado en una nueva entrevista a Vogue.

La influencia que la rica heredera reconvertida en DJ ha tenido en la cultura pop a lo largo de la última década, tanto en el terreno de la moda como en el vocabulario de una generación entera, ha sido resultado de una cadena de puras casualidades que ella ha sabido aprovechar al máximo.

Un claro ejemplo es la popularización de los chándales de terciopelo de Juicy Couture, que todas las estrellas desde Kim Kardashian a Madonna se pusieron en algún momento de los primeros años del 2000, pero que se siguen asociando directamente con Paris. En realidad, esa icónica prenda era 'su mono de trabajo', pero ella no tardó en empezar a ponérselos también en sus apariciones públicas cuando se percató de que se habían convertido en un fenómeno.

"Nunca nos decían dónde íbamos a grabar el reality, así que no sabía qué meter en la maleta. Al final siempre guardaba mis conjuntos favoritos: tacones, algunos pantalones de Juicy y mucho rosa. Los chándales de Juicy nos los poníamos casi a diario porque en el fondo estábamos allí para trabajar en distintos sitios, y queríamos estar cómodas y presentables a un mismo tiempo", ha desvelado.