El vídeo de Pamela Anderson y Tommy Lee acabó con lo suyo

CUORE.ES -

Teniendo en cuenta que en la década de los noventa Pamela Anderson destacaba como el gran 'sex symbol' de la época gracias a su innegable atractivo y, sobre todo, al hecho de presentarse semanalmente ante los espectadores de 'Los vigilantes de la playa' enfundada en ajustados trajes de baño, resulta innegable que la filtración, en el año 1995, de un vídeo en el que aparecía manteniendo relaciones sexuales con su entonces marido, Tommy Lee, no hizo otra cosa que encasillarla en ese perfil de mito erótico del que tanto le ha costado desprenderse.

Sin embargo, como ha confesado la propia actriz (reconvertida ahora en activista) en una de las entrevistas más sinceras que ha concedido sobre tan delicado tema, la "embarazosa" publicación de una grabación tan íntima también contribuyó notablemente a erosionar su matrimonio con Tommy y afectó también a su relación con amigos, allegados y familiares.

"Fue devastador en todos los sentidos, pero sobre todo para nuestro matrimonio. Fue muy difícil para mí superar una experiencia así, y también lo fue para mi familia, para mis hijos, para todos los que me conocen. Fue muy duro", ha explicado la artista al portal de noticias The Blast. "Es que Tommy y yo lo grabamos absolutamente todo, estábamos completamente desnudos. Y alguien se hizo con ese material, le puso un título algo denigrante y lo difundió por todo el mundo. Fue uno de los episodios más embarazosos de mi vida", ha sentenciado.

Pamela vive ahora en París y mantiene una envidiable historia de amor con el futbolista Adil Rami, pero por entonces acabó separándose de Tommy Lee tres años más tarde de lo ocurrido, en 1998, y desde entonces ha sido testigo de cómo otras 'celebs' (de forma más notable Paris Hilton y Kim Kardashian) han sufrido situaciones similares a las suyas pero con la ligera diferencia de que sus sucesoras han sabido sacarle partido económico y publicitario a tales contratiempos.

"Creo que llegué a estar en el Libro Guinness de los Récords con el vídeo más descargado de la historia. Y lo peor de todo es que fui una pionera en ese sentido, inicié una tendencia que ha servido para que muchas chicas salten a la fama. Algunas de ellas son muy dulces y sé que me admiran, pero jamás deberían haber hecho algo así, es denigrante", señala Pam.

// Outbrain