Chris Pizzello / GTRES

Ozuna y su vídeo porno con asesinato: su representante tiene las claves

Vaya jaleo.

CUORE.ES -

La investigación en torno a la muerte del trapero Kevin Fret, que falleció tras recibir un disparo en la cabeza mientras viajaba en moto por Puerto Rico, continúa adelante sin que se haya barajado en ningún momento el nombre de Ozuna como posible sospechoso.

Sin embargo, eso no ha impedido que la madre del joven asesinado, Hilda Rodríguez, concediera una entrevista al programa 'Despierta América' en la que aseguraba que Ozuna y su hijo habían mantenido una relación de naturaleza sexual que quedaría probada en los mensajes de texto que habrían intercambiado y que ella ya había puesto en poder de la fiscalía.

En sus declaraciones anteriores a la prensa, Hilda ya había insinuado que alguien muy poderoso deseaba silenciar a su hijo, pero hasta ahora no había acusado directamente a Ozuna y a su representante, Vicente Saavedra, de haber ordenado el asesinato de Kevin.

Pocos días después del trágico fallecimiento del trapero salió a la luz que Ozuna había presentado una denuncia por chantaje y extorsión en 2017 contra él tras haberle pagado más de 50.000 dólares a cambio de que no difundiera un vídeo de naturaleza sexual que el primero había grabado en su juventud y que acabó viendo la luz a través de la esfera virtual.

Por su parte, Ozuna ha preferido guardar silencio acerca de las graves acusaciones realizadas contra su persona, permitiendo que haya sido su mánager quien se pronuncie al respecto tras comparecer durante cuatro horas en la fiscalía federal de San Juan. En esta comparecencia, ha querido aclarar que no se trataba de una citación judicial, sino de un encuentro que se llevaba coordinando desde el momento en que las autoridades hablaron con Ozuna acerca de la extorsión a la que supuestamente había sido sometido por parte de Kevin Fret.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Vicente Saavedra (@saavedravicente) el

En sus breves declaraciones a la prensa, Vicente Saavedra ha afirmado comprender el deseo de obtener justicia de la familia Fret, alegando que ese era el motivo de que no hubieran emprendido acciones legales en su contra por difamación.

Acerca de su encuentro con la fiscalía, aclaró que le habían interrogado acerca del caso de chantaje y que en principio no estaba previsto que volvieran a citarle.