SGPITALIA / GTRES

Orlando Bloom no quiere divorciarse de Katy Perry

Muy bien, amigo.

CUORE.ES -

Al actor Orlando Bloom (42) y a la cantante Katy Perry (35) les quedan escasos meses para poner el broche de oro a su sólida relación sentimental con esa esperada boda que ambos anunciaron, en forma de compromiso matrimonial, el pasado mes de febrero aprovechando el siempre romántico Día de San Valentín.

Sin embargo, en sus últimas declaraciones sobre la bonita historia que vive junto a la estrella del pop, más estable que nunca tras esa breve ruptura que protagonizaron el año pasado para tomarse un respiro y reflexionar sobre su futuro juntos, el intérprete británico ha preferido hacer referencia a su condición de hombre divorciado y, asimismo, a su escaso interés en precipitarse antes de volver a pasar por el altar.

"Era muy importante para mí saber que estábamos alineados y en la misma página. He estado casado y divorciado en el pasado y sinceramente no quiero pasar por lo mismo. Los dos somos perfectamente conscientes de lo que pasa en esas situaciones. Ella es una mujer extraordinaria, me impresiona con todo lo que hace y me inspira a la hora de ser un hombre mejor", ha explicado a su paso por el programa de televisión 'Sunday Today'.

El protagonista de 'Piratas del Caribe' mantuvo anteriormente un mediático noviazgo con la modelo Miranda Kerr, madre de su hijo Flynn, con la que se casó en el año 2010 para divorciarse tres años más tarde. En el caso de la intérprete estadounidense, su corazón estuvo ocupado a finales de la década pasada por el humorista Russell Brand, con quien contrajo matrimonio en 2010 y del que se separó en 2012.

La propia Katy Perry ya dejó patente en una entrevista reciente que cuenta con la misma mentalidad que su futuro marido en lo que a la construcción de una vida juntos se refiere: un proceso que, a su juicio, ha de gestionarse con mucho cuidado y sin acelerar la transición de una etapa a otra. 

"Creo que lo estamos llevando muy bien, ya que los dos hemos trabajado muy duro a la hora de fijar unas bases sólidas antes de construir, en el sentido metafórico, la casa monstruosa en la que queremos vivir. Para nosotros era imprescindible hacer esto antes de dar un paso tan importante", explicaba la diva.