Susi Caramelo / INSTAGRAM

Ojito al 'challenge' de Susi Caramelo contra la censura en Instagram

No se ha cortado un pelo.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Aunque en etos días los challenges están muy de moda, hay de retos a retos y el último se le ha ocurrido a Susi Caramelo, la reportera más agridulce de la televisión, y con esto te lo decimos todo. Bajo el hashtag #PotorroChallenge, ha decidido protestar contra la censura en Instagram.

via GIPHY

Todo vino a raíz de una publicación de un amigo suyo:  "El storie de mi amigo Fernandito enseñando el rabo lleva ya casi 24 horas y no lo han censurado. A mí no me dejaron colgar la teta. ¿Dónde están esos censuradores de rabo?". Y ya sabes cómo se las gasta ella, no se iba a conformar con quejarse y listo: "¿Queréis que hagamos un challenge enseñando todo el potorro?" y amiga, a los pocos minutos empezaron a llegarle decenas de fotos.

"Os veo muy animadas a todas, así que si queréis me vais mandando la foto del potorro, yo no pienso colgar el nombre ni nada, y entre todos infiltraré el mío también... porque es que tampoco quiero desvelar yo cuál es el mío, porque quiero dar un poco de sorpresa para lo que pueda venir en un futuro", ha avisado antes de empezar a subir las imágenes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dos estatuillas en los Goya # goya2020 Gracias @maria_escote por ponerme así de guapa 💖💖💖

Una publicación compartida por Susi Caramelo 🎤🍬🍬🍬 (@susicaramelo) el

Sus stories se convirtieron en un verdadero homenaje a los genitales femeninos, los había de todas las formas, tamaños, colores, eso sí, todo muy cuidado y con bastante gusto. "Se me ha ido esto un poco de las manos, lo del #PottoroChallenge. Yo pensaba que no os ibais a atrever ninguna y es que no paráis de mandarme fotos. O sea, es como un catálogo de monederos. Yo voy a quitarlo ya porque es que en nada me bloquean la cuenta", pero de momento ahí siguen.

El reto era aguantar 24 horas en la red social y visibilizar los distintos parámetros que tiene la censura a la hora de prohibir contenido. La respuesta que ha tenido Susi ha sido brutal: "No sé qué hacer con la cantidad de potorros que me sobran. Estoy pensando en hacer un collage" y la verdad, no nos extraña.