noemi_salazar13 / INSTAGRAM

Noemi Salazar raja lo más grande: se siente perdida fuera de 'GHVIP'

Aclara todos los rumores que no han hecho más que revolotear desde su salida.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Noemi Salazar ha marcado un antes y un después en la historia de 'GHVIP' por ser la primera gitana en participar en un reality. Bueno, más allá de los 'Gipsy Kings', claro. Desde su salida no han hecho más que salir rumores que ponen a la exconcursante en tela de juicio: que si una casa okupa, deudas con su negocio... Vamos lo típico de cuando una sale en la tele.

Pues la Noemi ha querido aclarar todas estas supuestas mentiras y para eso ha concedido una entrevista para Lecturas donde ha rajado lo más grande. "Estoy feliz con mi familia, aunque la vuelta ha sido un caos: me siento perdida, llevo dos días sin dormir", empezaba.

La exconcursante recibió a la revista en su casa y lo primero que dijo es: "Tengo el comedor y el salón juntos y no quería que se viera la cocina. Quería se pareciera más un mueble de salón". Pues mira, ya nos ha dado una lección de interiorismo. Pero no solo eso, también ha contado cómo lo pasaron su marido y su hija durante los casi tres meses que estuvo en Guadalix, "Mi hija le decía a Antón: 'papi, ¿la mami ha muerto?'". ¡Ay, madre!

"En la casa se me olvidaron las caras de mi marido y de mi niña. Creí que tenía un trastorno", sigue la exconcursante. También ha querido hablar de la depresión de su madre, de la que no fue consciente hasta que salió de 'GH' pero se lo intuía: "En la casa tuve un descendimiento de espíritu, cuando Dios te habla en sueños, e intuí que mi padre estaba mal".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Noemi Salazar (@noemi_salazar13) el

Noemi recuerda con nostalgia todo lo que ha vivido con sus compis de concurso: "He aprendido mucho sobre sexo con las chicas de la casa, me han 'picardeado". Recordarás que la exconcursante también reconoció que en la casa aprendió a ponerse un tampón o también confesó que nunca había cogido un autobús sola. ¡Ahí hubo peleita con Hugo!