Gigi Iorio / GTRES

Nicki Minaj ya era de armas tomar antes de ser famosa

¡Menudo carácter!

CUORE.ES -

Si por algo se ha caracterizado Nicki Minaj a lo largo de su carrera es por no haber tenido miedo a expresar alto y claro su opinión, aunque ello supusiera enemistarse con algunos de los pesos pesados de la industria discográfica. 

Prueba de ello es que a principios de año fue una de las primeras celebridades que quiso apoyar públicamente a Ariana Grande en su enfrentamiento con los productores de los Grammy -y más en concreto con Ken Ehrlich- dando a entender que ella también había sufrido la misma censura artística que la joven estrella por parte de los responsables de la entrega de galardones.

Este misma semana también arremetió contra los premios BET acusándolos de haber sacrificado el prestigio de esa cita en el mundo de la música a cambio de convertirse en una especie de reality show, para continuar así la guerra que inició con la organización después de que uno de sus miembros compartiera el pasado febrero un tuit acerca suyo muy poco respetuoso en sus perfiles de las redes sociales.

Su fuerte carácter y su pasión por defender lo que considera justo no se ven ligados a la posición de poder en que se encuentra en la actualidad: muchos antes de convertirse en una estrella del rap, Nicki perdió un trabajo en uno de los locales de la cadena de restaurantes Red Lobster por enfrentarse a unos clientes que se atrevieron a robarle su bolígrafo.

"Se marcharon sin darme propina y encima se llevaron mi bolígrafo. Les seguí hasta el coche y empecé a dar golpes en la ventanilla para pedirles que me lo devolvieran. El encargado me despidió en el acto", ha desvelado la intérprete a su paso por el programa 'The Tonight Show starring Jimmy Fallon'.

En defensa de su jefe, lo cierto es la propia Nicki reconoce que perdió ligeramente los papeles y reaccionó de manera un tanto exagerada, realizando gestos obscenos con los manos, teniendo en cuenta el valor del objeto sustraído.