Jesus Briones / GTRES

Natalia Sánchez: vuelta al trabajo con su bebé y... ¡Espera, toca hacerse un test!

Responsabilidad ante todo.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Natalia Sánchez (30) ha vuelto a la carga, o mejor dicho, al trabajo ante las cámaras. Su pasión. Pero claro, tal y como está la situación ha tenido que pasar antes la prueba del Coronavirus, no vaya a ser que se infecte todo el equipo entre rodaje, sesiones de fotografía o pruebas de vestuario. La seguridad ante todo.

La actriz se ha ido directa a la prueba y nada más llegar... ¡Test del coronavirus! Pero la buena noticia de todo esto es que ha dado negativo en ambas partes: tanto en la de los anticuerpos (porque en teoría no ha pasado la enfermedad) como en la que hace referencia a su estado actual. Es decir, que no tiene Coronavirus ni lo ha tenido, en principio.

La que saliera en 'Los Serrano' se ha puesto tan contenta que ha compartido el resultado y el propio test en su cuenta personal de Instagram, en 'stories', mira ahí va:

Natalia Sánchez / INSTAGRAM

Es un test rápido que le ha permitido reincorporarse, y como acaba de ser madre por segunda vez recientemente (este 2020) se ha llevado al bebé con ella. Neo ha asistido a su primera sesión de fotos, y así han podido conciliar trabajo, familia y todo, algo con lo que Natalia Sánchez está encantadísima. Eso sí, en parte gracias a la ayuda de la abuela, que siempre está al pie del cañón.

Pero mira, mejor te dejamos el 'post' que ha escrito ella, en el que cuenta cómo ha sido este día tan bonito para ella:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nunca he sido muy fan de las sesiones de fotos. Tiendo a ponerme un poco nerviosa, me vuelvo más tímida que nunca y lo cierto es que no me suelo gustar mucho...🤷‍♀️ Hoy hemos hecho esta sesión y @pabloabad01 , con el que ya había coincidido varías veces, me ha dicho que me notaba distinta, más calmada y que estaban quedando fotos preciosas. Le he respondido la verdad: que estaba calmada porque mi cabeza estaba en la habitación de al lado, en la que estaba mi madre cuidando de Neo para que yo me pudiera hacer las fotos. Pues será por eso, me ha dicho. 😊 Y lo cierto es que sí lo era. Estaba tan concentrada en escuchar si Neo lloraba o no, que estaba menos preocupada por mi, por si salía mejor o peor en las fotos y, como mi atención estaba dividida, no me he puesto nerviosa y eso me ha permitido disfrutar mucho más de la sesión. Qué cosas ¿eh? Lo cierto es que, desde que soy madre, tengo mi atención tan puesta en ellos y tan poco en mí, que no queda espacio para las cosas menos importantes, y eso tiene un lado un poco más negativo y es que a veces estoy más despistada(he llegado a meter el móvil en la nevera 😒🤦‍♀️) pero también un lado muy positivo, como en esta ocasión. Bueno eso, y que creo que me estoy haciendo mayor...🤦‍♀️ Resumiendo: en esta foto me veo más mayor, veo que han pasado muchas cosas por mi en estos años y, en definitiva, me gusta lo que veo. 🙏❤️ Gracias, Pablo, por tu talento. Gracias Neo, por ser más bueno que el pan y gracias a ti, mamá, por acompañarme, y por ayudarme y darme siempre tantísimo...soy una suertuda...🍀❤️😍

Una publicación compartida de Natalia Sánchez (@natasanchezmol) el

 

En la imagen aparece ella posando, muy profesional. En el texto las siguientes palabras: "Nunca he sido muy fan de las sesiones de fotos. Tiendo a ponerme un poco nerviosa, me vuelvo más tímida que nunca y lo cierto es que no me suelo gustar mucho...", nadie lo diría, con lo bien que se le da, pero sigamos: "Hoy hemos hecho esta sesión y @pabloabad01, con el que ya había coincidido varias veces, me ha dicho que me notaba distinta, más calmada y que estaban quedando fotos preciosas", dice.

Y ¿sabes por qué era? Pues ella te lo dice: "Estaba calmada porque mi cabeza estaba en la habitación de al lado, en la que estaba mi madre cuidando de Neo para que yo me pudiera hacer las fotos [...]. Estaba tan concentrada en escuchar si Neo lloraba o no, que estaba menos preocupada por mi, por si salía mejor o peor en las fotos y, como mi atención estaba dividida, no me he puesto nerviosa y eso me ha permitido disfrutar mucho más de la sesión".

Pero es algo que no le pasa desde ayer, sino que le pasa desde que es madre, según ella tiene toda su atención tan puesta en ellos y tan poco en su persona que: "No queda espacio para las cosas menos importantes, y eso tiene un lado negativo" porque a veces está más despistada (ha llegado a meter el móvil en la nevera). Y del mismo modo: "También un lado positivo, como en esta ocasión".

Vamos, que está feliz de la vida, aunque: "Resumiendo: en esta foto me veo mayor, veo que han pasado muchas cosas por mi en estos años y, en definitiva, me gusta lo que veo. Gracias, Pablo, por tu talento. Gracias Neo, por ser más bueno que el pan y gracias a ti, mamá, por acompañarme, y por ayudarme y darme siempre tantísimo... Soy una suertuda".

Qué bonito ver cómo las madres y los padres pueden seguir adelante con sus vidas conciliando con sus peques. La verdad es que... ¡Bravo por ellos!