La tierna historia de Natalia Sánchez y su parto improvisado

¡Más natural que un yogur sin edulcorar!

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Natalia Sánchez ha empezado el año (2020) con una gran noticia, está embarazada de nuevo. Pero para notición el que nos dio en enero de 2019 cuando su parto se adelantó 5 semanas y acabó dando a luz a su primera retoña: Lia. Ahora, después de un año conociéndose y creciendo juntas, la actriz ha querido recordar aquel momento tal y como lo vivió.

Para ello ha compartido en su cuenta personal de Instagram una tierna estampa en la que aparecen ambas en la cama del hospital. Lia, recién nacida, está descubriendo lo bonito que es estar en los brazos de su madre. Por su cuenta Natalia, alucinando por lo que acababa de vivir, se ve feliz y agradecida a la vida. Aquí está la foto:

Natalia Sánchez / INSTAGRAM

Pero lo más bonito ha sido el texto en el que la madrileña ha contado cómo fue su primera experiencia en el parto:

"Hoy, hace justo un año, entrábamos por la puerta de urgencias del hospital Sant Joan de Deu", donde eligió tener a su pequeña. "Eran las 6 am. Había roto la bolsa y, ajena a lo que se avecinaba, pensaba que me mandarían reposo y "a casa" hasta que pasaran las 5 semanas de embarazo que todavía me quedaban pero... Nada más lejos".

Le tocó quedarse allí ingresada, y sigue así: "17 horas más tarde estaba en la sala de partos, nerviosa y agotada a partes iguales, "preparada" para traer a este mundo a Lia. No había hecho ni una clase de preparación al parto, ni un masaje perianal, ni sabía cómo narices tenía que respirar", ¿de verdad? ¡Que miedete da con solo leerlo!

Menos mal que al final todo salió bien porque: "La naturaleza es sabia, el instinto inteligentísimo y las mujeres somos increíblemente poderosas..."

A ver, también tuvo algo que ver los grandes profesionales que la acompañaron, ella misma lo ha reconocido. Su hija nació: "Prematura pero pisando fuerte y agarrándose a la vida como solo un animal sabe hacerlo..." Y, por lo que vemos en sus fotografías de Instagram sobre su día a día y sus excursiones parece que está más fuerte que fuerte.

Y, pese a que: "Ha sido un año muy intenso" para la actriz, ha decidido dar el paso, junto a su pareja Marc Clotet, para aumentar la familia y traer al mundo a otro retoño. Debe ser que, como bien ha dicho ella en su 'post': "El balance ha sido positivo [...]. La mirada o la sonrisa de un bebé [...] es poderosísima... Y despierta una empatía y una ternura sobrenatural que te conecta como ser humano y eso, eso no tiene precio...".

Ha aprovechado para agradecer la suerte de contar con su pareja en esta etapa de su vida y antes de acabar le ha felicitado el primer año de vida a Lia: "Agradezco cada segundo de tu existencia", ¿se le puede decir algo más bonito a alguien? Qué bonito todo. Estamos deseando conocer a su segundo bebé... ¡Qué gran 2020 le espera!