Sara Sálamo / INSTAGRAM

Movidón entre Sara Salamo y Cayetano Rivera

¡La que se ha liado!

MONICA HERAS | CUORE.ES -

¿Te has enterado ya de la última polémica? Tiene a Sara Salamo como protagonista principal, junto a Cayetano Rivera y a Miguel Abellán y han incendiado las redes sociales con una nada agradable discusión en la que se habla de subvenciones culturales y de toros... ¡Ahí es ná!

via GIPHY

Hace unos días, Cayetano subió un mensaje a Twitter pidiendo al gobierno ayudas para la tauromaquia:  "El sector taurino está siendo y será uno de los más afectados por esta situación dramática que estamos viviendo y entendemos que al igual que otras industrias de la cultura será uno de los que más tarde en retomar su actividad profesional por las aglomeraciones de gente que conlleva nuestro espectáculo. Y es por eso que no podemos olvidarnos de las personas, de las familias que dependen tanto directa como indirectamente del mundo del toro para vivir, de las ayudas que vamos a necesitar para reactivar nuestra actividad profesional".

Pero Sara explotó ante tal llamamiento, especialmente después de las declaraciones de Vox en las que hacía alusión a que la cultura no era necesaria en estos momentos y según sus palabras “España puede vivir sin sus titiriteros”. Así que no se lo pensó ni un poco a la hora de reaccionar al menaje del torero con este tuit.

¡Ay, amiga! menuda la que se ha liado porque entre ambos comenzó un cruce de palabras y mientras él hablaba de comprensión, ella hacía alusión al maltrato animal y cuando la cosa ya estaba bastante subidita de tono entró en escena Miguel Abellán, quien resulta ser el director del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid y claro, tenía que defender lo suyo.

Pero si creías que la actriz se iba a quedar sin palabras estás muy equivocada, porque la discusión se puso fea: "Eres el único torero con el que he hablado en mi vida cara a cara. Ambos fuimos respetuosos y tuvimos escucha mutua (veo que eso ya lo has perdido). Y me confesaste las perrerías que le hacéis al toro justo antes de soltarlo en la plaza. ¿Te acuerdas?". Según Miguel esa conversación nunca existió y remató con un incendiario "Titiritera sabía que eras, veo que interpretas a la perfección el papel de embustera también". Mal rollito, total.