CORDON

Sombra aquí, sombra allá: de casta le viene a la hija de Mónica Cruz

Ha salido a su mami.

CUORE.ES -

Aunque con solo cinco años de vida su madre se niega a especular con un posible futuro laboral en el mundo de la moda o en el del artisteo, lo cierto es que la actriz Mónica Cruz es plenamente consciente de que su hija Antonella ha heredado de ella, y probablemente también de su oscarizada tía Penélope Cruz, esa "creatividad" que corre por las venas de la familia y que, de momento, se ha materializado en una asombrosa capacidad para maquillarse sola y en un criterio estilístico que nada tiene que envidiar al de los grandes diseñadores.

"Hoy me ha dicho que estoy muy guapa, pero que no le gustaba el vestido. Me parto con ella. De hecho, me he puesto una chaqueta y al final me la he cambiado porque me decía que me quedaba mejor otra. No sé cómo voy, pero me he puesto la que me ha dicho", ha asegurado Mónica en su última aparición pública.

"Ya se maquilla y sinceramente no sé qué va a dejar para los quince. Además lo hace perfecto. Pero espero que sea solo una fase y se le pase pronto porque creo que es peor que yo, está todo el rato disfrazándose, maquillándose. Pero claro, son etapas y yo me lo paso bomba viéndola. Seguro que se le pasará pronto", ha añadido en un tono en el que se mezclan una leve inquietud y, por otro lado, la certeza de que su niña solo está experimentando y explotando su imaginación.

Tanto es así, que al ser preguntada por la posibilidad de que Antonella tenga ya casi definido su rumbo profesional, la intérprete se ha mostrado tajante a la hora de recordar que los niños deben disfrutar ante todo de una infancia alejada de presiones de esa naturaleza, lo cual no es en absoluto incompatible con aquellas actividades extraescolares que puedan ayudarles a sacar el máximo partido a sus diversos talentos artísticos.

"Para nada, ni loca, tiene que tener su vida de niña y su infancia, que sea la más feliz y luego cuando sea grande ya que decida lo que quiera hacer. Los niños tienen que ser niños siempre, pero también hay que dejarles que quemen toda su energía y que desarrollen esa parte creativa que todos tienen, que es maravillosa", ha explicado.