Miley Cyrus / INSTAGRAM

Miley Cyrus no lloró mucho por su divorcio

Mira tú que... ¿bien?

CUORE.ES -

La cantante Miley Cyrus (28) ha asegurado tajante que no derramó "demasiadas lágrimas" a raíz de su divorcio de Liam Hemsworth (30) el año pasado, lo que no significa que el fin de su historia de amor, así como otras adversidades que ha tenido que afrontar la artista en tiempos recientes, no le hayan dejado profundas secuelas emocionales e incluso "traumas".

Y es que, en su última entrevista, la estrella del pop ha revelado que su mejor estrategia a la hora de superar aquellos contratiempos sobre los que no puede ejercer un "control" total consiste en adoptar una actitud lo más constructiva posible y, sobre todo, "mirar hacia delante" para tratar de mejorar su situación de cara al futuro.

"La verdad es que no derramé demasiadas lágrimas acerca de ello, pero no porque sea una mujer fría o porque no sienta nada, sino porque llorar no va a resolver tus problemas. Siempre trato de mantenerme activa, de viajar, conocer gente nueva y hacer cosas en aquellos aspectos que puedo controlar, porque de otra manera corres el riesgo de quedarte atrapada en tu miseria", ha señalado la intérprete en conversación con el programa de televisión 'Skavlan', en el que también ha recordado otros episodios claramente dramáticos de su pasado más reciente.

"Mira, he sufrido pérdidas muy importantes y situaciones traumáticas en los dos últimos años. Mi casa de Malibú se incendió y perdí casi todo lo que tenía en ella. Me divorcié hace no mucho y... Además, a mi abuela, a la que estaba especialmente unida, también la perdí", ha explicado con tristeza.