GJB / GTRES

Menudo 'Duato': Miguel Bernardeau y su madre se lo pasan pipa en el coche

#DuatoEnElCoche

Así no hay quién se aburra.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Miguel Bernardeau (22) tenía un secreto y lo acaba de desvelar "¿qué será, será?". Pues no podía ser otro que este... Su madre y él forman un 'Duato' de lo más animado. Lejos de lo serios que se muestran, en ocasiones, en las alfombras rojas de sus series (obvio, están trabajando y hay que ser correctos), han demostrado que en la intimidad son capaces de animar hasta un viaje normal y corriente, rutinario, en coche.

Para que no te pierdas la experiencia hemos recopilado las imágenes que ha compartido el actor en su cuenta personal de Instagram (podrás verlas al final del artículo). De hecho, no deberías perdértelas porque ahí se ve el 'feeling' que hay entre ambos 'celebs' y te vas a echar unas risas con ellos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Marley

Una publicación compartida de Miguel Bernardeau (@miguel_bernardeau) el

 

Este carrete de fotos muestra cómo un buen rato en familia puede convertirse en el mejor momento del día e incluso de la semana de cualquiera, hasta de los famosos. No han dudado en capturar este gran momento para compartirlo en las redes sociales, ha sido todo un regalo para los más de 3 millones de seguidores que acapara el de la mediática serie 'Élite' (de Netflix) en su Instagram.

Ana Duato aparece en las imágenes junto a su hijo poniendo caras, como si de un concurso de 'caretos' divertidos se tratara. El actor al principio se pregunta: "¿Qué hago con mi madre?", pero acaba uniéndose al trapo, le sigue el rollo a su madre y posa con su mejor ¿mueca? Y disfrutando de un viaje relajado en el que parece que la actriz de 'Cuéntame' no se ha tomado un respiro a la hora de entretener a Miguel.

Después del rodaje de la tercera temporada de 'Élite' el actor se está tomando un merecido descanso, mientras tanto su chica, Aitana (20), está completando su 'tour' por España. Si quieres verla espabila porque las entradas se agotan nada más salir a la venta, ¡qué locura!